Décimas políticas

Efrén Sarango Palacios

Y se enciende nuevamente
la campaña electorera
con las formas y maneras
que se esgrimen tan de frente.
Todos son de bien, decentes
a esta altura del partido,
todos son los escogidos
de la obesa burocracia
en muy amplia democracia
sin dar tregua a los metidos.

Bueno fuera lo que digo;
es decir, que no se metan
los mismitos que irrespetan
y nos causan desobligo.
Hasta muestran el ombligo
y se dan de bailadores,
aprendices de oradores
sin sustento literario
de discurso estrafalario,
pero sí, bien “catadores”.

Hoy asoman angelitos
con alitas y virtudes,
con hermosas actitudes,
padres fieles y buenitos.
Con su cara de benditos
se presentan bien bañados,
inclusive perfumados
y hasta entregan “caridad”
a los pobres de ciudad
que por cierto han aumentado.

Y se enciende nuevamente
la campaña electorera
con las formas y maneras
que se esgrimen tan de frente.
Todos son de bien, decentes
a esta altura del partido,
todos son los escogidos
de la obesa burocracia
en muy amplia democracia
sin dar tregua a los metidos.