El lojano Homer Delgado tiene destacada actuación en Rusia

Afiche de la segunda exposición fotográfica de Delgado en la ciudad de Osa.

Homer Delgado, ingeniero en Construcciones Hidráulicas, nacido en Malacatos, graduado de bachiller en el Colegio Experimental “Bernardo Valdivieso”, se encuentra en Rusia desde hace 40 años. Trabajó en la ciudad de Osa y hoy presta su colaboración voluntaria en el Museo Hermitage.

Homer Delgado, hijo de Vicenta Delgado, fallecida en 2015, frisa los 62 años de edad, pues nació cuando la URSS se ponía a la vanguardia en la conquista del espacio, precisamente el 11 de junio de 1958. Su padre es Luis Sanmartín, quien vive en Vilcabamba. Terminó los estudios primarios con sobresaliente en la escuela “Juan Montalvo” y en 1978, al graduarse de bachiller en el Colegio Experimental “Bernardo Valdivieso” recibió la condecoración como “Mejor egresado de la sección nocturna”. Sus estudios secundarios se los costeó trabajando en carpintería.

Había aprobado el tercer ciclo de la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Técnica Particular de Loja, cuando en 1980 recibió una beca para continuar estudios en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En 1981 aprobó los estudios del idioma ruso, en el Instituto Politécnico de Leningrado (IPL), continuó en la carrera de ingeniería en el mismo Instituto en el que se graduó en 1987, en la facultad de Ingeniería de Construcciones Hidráulicas, con sobresaliente y Diploma Rojo. Más tarde, en 1991, defendió exitosamente su disertación de aspirantura y obtuvo el título de PhD. En este caso la tesis versó sobre un nuevo método variacional (matemático) para la fundamentación de estructuras sometidas a presión hidrostática.

En el ejercicio de su profesión en la ciudad de Osa, región de Perm, se le presentó otra oportunidad, de descollar en el arte de la fotografía. La historia moderna de esa ciudad se enriqueció con dos exposiciones, en 2008 y 2011, y un archivo fotográfico de 10 años de actividad de Delgado. Ha regresado a San Petersburgo (antes Leningrado). Deslumbrado por la riqueza artística del museo Hermitage, se presentó como voluntario, para cubrir actividades permanentes de tan importante institución. Allí contribuye con sus habilidades fotográficas y como traductor ruso-español. Las entidades lojanas deberían gestionar una exposición y conferencias de Homer Delgado, para familiarizar en algo a nuestra juventud con la cultura rusa. (I) (CACJ)