Con ordenanzas en el cantón Loja buscan evitar la COVID-19

El estado de excepción por la pandemia de COVID-19 llegará a su fin el 13 de septiembre. De esta manera, medidas como el toque de queda y la restricción vehicular van a terminar. Sin embargo, varios municipios como el de Loja buscan seguir con algunas limitaciones con 3 ordenanzas y una resolución, mientras analizan una norma de movilidad de vehículos.

Reglas

La presidenta del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Provincial, Lorena Costa, expresó que la ciudadanía lojana debe entender que una vez terminado el estado de excepción no se va a vivir la normalidad de hace 9 meses, seguirán existiendo limitaciones que se van a generar desde los COE cantonales, para seguir manteniendo ese control.

Hay la posibilidad que se incrementen los casos porque la ciudadanía puede relajarse, pero es necesario llamarlos a la conciencia para que sigan cuidando a aquellos que son más vulnerables como los adultos mayores, personas con enfermedades catastróficas y niños y no haya desbordamiento de la enfermedad.

Indicó que, en esta nueva normalidad “nosotros continuaremos controlando el tema de salud y seremos más estrictos en los operativos de bioseguridad con Policía Nacional y Fuerzas Armadas, este último con lineamientos diferentes al estado de excepción”.

Por ejemplo, en el caso del cantón Loja tienen ordenanzas que fueron aprobadas justamente para controlar la propagación del virus, por lo que ahora más que nunca deben ser aplicadas porque la finalidad es poder convivir con la COVID-19.

Por su parte, Nixon Granda, vicealcalde de Loja, mencionó que el Municipio desde hace algunos meses ha dictado tres ordenanzas y una resolución como: normativa para el distanciamiento físico y de bioseguridad para llegar a lo locales; transporte público y comercial; uso obligatorio de mascarilla y prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

“Lo único que nos faltaría es la normativa para la restricción vehicular en determinados horarios, vías y sectores del cantón. De ser necesario se podría implementar lo establecido en Quito como es el pico y placa en Loja, sin embargo, hay que analizarlo, ya que en ciertos lugares serían en vano, por ejemplo, no se podría restringir la movilización en barrios como Carigán, Motupe, Cisol, Tierras Coloradas, Virgenpamba, pero si en el casco céntrico de la ciudad (área del proyecto de Regeneración Urbana).
Esta última está siendo analizada por el cabildo lojano y en el caso de ser necesario en los próximos días sería aprobada.(I).(FJC).