Aristóteles y su Sentido de la Comunidad

Fredy Paredes Cuenca

La composición política de un territorio varía de acuerdo a la ubicación geográfica en el planeta y el país al que pertenece, pero independientemente de su filiación corresponde a un conglomerado social ubicado en un territorio definido con características propias que lo definen como pueblo.

Los individuos que forman un pueblo a su vez tienen normas de convivencia parecidas que les permiten tener una interacción social adecuada, de lo contrario todo sería un caos y anarquía que haría de una comunidad un espacio menos agradable.

La composición social de un pueblo ha sido planteada en forma clara por filósofos como Aristóteles quien nos muestra su sentido de comprensión de lo que es una comunidad, su reflexión profunda y convincente nos propone como un axioma ineludible por el que debemos considerar nuestra manera de convivir con los demás, que a la vez nos hace fuertes como pueblo o nos hace solo un grupo de personas desordenadas con conductas individuales que no benefician a nadie en el que se incluye el sujeto fuera de orden.
Aristóteles afirmaba que cada individuo por separado no se basta a sí mismo y aquel individuo que no se acopla o no puede vivir en comunidad, no es parte de ella, no es parte de la ciudad. En el pensamiento aristotélico es negativo para la ciudad que un individuo se separe de la ley, de las normas de convivencia, de la justicia, porque esa conducta inadmisible afecta a todo su pueblo.

López Salva M., en su análisis de la Medicina y el Pensamiento en El Corpus Hippocraticum relaciona e identifica una interrelación entre el pensamiento médico y pensamiento político, define que el cuerpo humano como en la ciudad, la unión y su fusión en proporción y equilibrio de sus elementos asegura la salud del conjunto orgánico, de la ciudad, de su gente.

Desde el pensamiento abstracto hasta el sentido común nos dicta mesura ante un peligro inminente para cada individuo de la comunidad y nos conmina a tener conductas apegadas a la protección de la salud grupal. En tiempo de pandemia, si enferma una persona se puede enfermar toda la comunidad y eso no es justo por tan solo un individuo sin interés por el bien común.