Loja, tierra de Leones

En 1917 el mundo estaba devastado por los efectos de la primera guerra mundial, es en ese año que el empresario y filántropo estadounidense Melvin Jones decide convocar a un grupo de empresarios y empezar una gran cruzada de apoyo a las familias más vulnerables. Este grupo de personas que decidieron unirse tomó el nombre de “Club de Leones”. Hoy luego de 103 años The Lion International es la organización de ayuda más grande del mundo, somos alrededor de 1,4 millones de leones, distribuidos en más de 46.000 clubes y estamos presentes en 200 países.

En el leonismo nos unimos personas que ponemos nuestras manos, nuestros recursos y nuestro entusiasmo para aportar al mejoramiento de la calidad de vida de nuestra comunidad. Ser León es dar ejemplo, establecer relaciones y mejorar el mundo a través de la bondad.

Son cinco las causas globales que mueven a los leones al servicio:

La salud, con énfasis a la salud visual. El mundo aún tiene mucha inequidad y la salud es fundamental para asegurar calidad de vida.

El apoyo a la mitigación de la diabetes, que es otra pandemia que ataca al mundo.

El procurar eliminar el hambre del mundo a través de la generación de empleo digno, enseñar a sembrar y entregar alimentos a quienes por diferentes circunstancias no pueden obtenerlo.

El cuidado del medio ambiente, el amor por la naturaleza, entender que puede existir una convivencia armónica entre la naturaleza y ser humano.

La lucha contra el cáncer infantil, enfermedad que también se ensaña con los más pequeños de la casa.

El 15 de diciembre de 1950 un grupo de solidarios lojanos recibe la aprobación del Club de Leones a nivel mundial y se firma la carta constitutiva, a partir de esa fecha miles de vecinos de Loja y Zamora Chinchipe han recibido el apoyo del Club de Leones de Loja en los cientos de proyectos y jornadas de solidaridad que se han desarrollado. Hace pocos días nuestro club cumplió 70 años de servicio.

Es justo reconocer el trabajo solidario de grandes leones lojanos que a lo largo de los años se han convertido en referentes de servicio. Quiero en este espacio recordar a quien fue el León más activo y que por su entusiasmo, generosidad, alegría y don de servicio alcanzó las más altas dignidades del leonismo a nivel nacional y latinoamericano, mi sentido homenaje a nuestro compañero león Santiago Alejandro Ojeda, él ahora brilla desde el cielo con luz propia y es nuestra guía y motivación.

La pandemia también obligó a las entidades de apoyo a reinventarse. Nuestros servicios de salud tuvieron que parar, nuestros proyectos de emprendimiento, medio ambiente y educación debieron hacer un alto, nuestros leones y sus familias debieron permanecer en casa. El 2021 regresaremos con fuerza, por Loja, por nuestros semejantes y para cumplir nuestro lema “NOSOTROS SERVIMOS”.