…no que iba a eliminar el examen!

Las promesas incumplidas

son sonoras y evidentes,

lo reclama mucha gente

que se muestra arrepentida.

Una ley muy desabrida

remitió don gobernante,

y al ratito, en un instante

devolvieron ese “cuco”

y dijeron … no mi “suco”

esa ley es humillante.

Nos mintió don gobernante,

se burló de los muchachos

que votaron de cocacho

por don Guille, y anhelantes.

Como ven, es aberrante,

que nos mienta con las pruebas,

que se burle por las huevas

y en lugar de exonerar

nos clavó ese “Transformar”

(solo el nombre se renueva).

Pasa el tiempo y el fulano

no da pie, se desbarata,

a los pobres nos maltrata

y nos suelta de la mano.

No se muestra tan ufano

como en meses anteriores

abrazaba a los señores,

a los chicos estudiantes,

y hoy se muestra desafiante

con sus giles electores.

Y el famoso prestamito

con un punto de interés

se lo mira cada vez

más lejano como mito.

El futuro mis bonitos

se lo mira culebrero,

por el giro traicionero

que han tomado las ofertas

que hoy son nulas, cero, inciertas

cual machete mangulero.

Ofreció dar un cupito

para todo bachiller

sin distingos y a escoger

donde quieran muchachitos.

Como ven, fue solo un grito

destemplado sin sustento,

mentirita del momento

para hacerse el agraciado,

pero vemos asustados

que deshizo el juramento.