Habitantes del barrio 18 de Noviembre temen nuevas inundaciones

Los moradores del barrio 18 de Noviembre están con una permanente preocupación y miedo cada vez que hay lluvias fuertes, porque temen que se repitan las inundaciones de marzo del presente año, que les produjo serias pérdidas económicas, sumado al estado emocional de las familias.

Hechos

En marzo del 2021, la ciudad de Loja fue golpeada por uno de los aguaceros más fuertes de los últimos tiempos lo que ocasionó el desbordamiento del río Malacatos y originó inundaciones en locales ubicados a los dos lados del cauce: avenida Manuel Agustín Aguirre y Universitaria. También en La Tebaida, Puerta de la Ciudad, centros de abastos Gran Colombia y Mayorista, El Valle y Jipiro.

Sócrates Vicente Carrión, miembro de la directiva del barrio, expresó que se sienten abandonados por las autoridades porque nunca tuvieron ayuda luego de las inundaciones. “Nuestra preocupación es que el Municipio de Loja o Secretaría de Gestión de Riesgos y Emergencias no hacen algo frente a las torrenciales lluvias que han caído en la ciudad en los últimos días”.

“Hemos solicitado al Ayuntamiento local desde el mes de marzo que se de mantenimiento a los ríos o se drague, ya que tienen un nivel alto de sedimento y en ciertas sectores es demasiado bajo el cauce. La limpieza se debería hacer periódicamente, mínimo cada dos años”.

Acotó que “las pérdidas económicas fueron exorbitantes, ya que más de un centenar de locales comerciales no trabajaron una semana, por ejemplo, el Hotel Carrión estuvo 7 días paralizado porque el parqueadero que está en el subsuelo se inundó con agua y lodo, y se dañó el ascensor”.

Trabajos

Benjamín Ludeña Guamán, coordinador de Calidad Ambiental de la Municipalidad, expresó que vienen trabajando en un proyecto denominado “Loja, ciudad resiliente al cambio climático” para intervenir en la parte alta de la microcuenca y con ello evitar que el sedimento llegue hasta la ciudad, incluso se está limitando el uso del suelo aledaño al río. Esperan que la Unión Europea acoja el pedido y se implemente la obra que tiene un costo superior al USD 1 millón”.

Además, advirtió que “realizar la limpieza de los ríos en la urbe no tiene sentido si no se trabaja en la parte alta de donde viene el verdadero caudal”.(I).