Mi búsqueda de un alcalde para Loja

César Correa

Como buen ciudadano desde hace más de un año vengo investigando con el objeto de encontrar alguien que pudiera ganar las elecciones para la Alcaldía de Loja y luego se desempeñara con solvencia. He solicitado información a centenares de conocidos que pudieran sugerir nombres para el efecto, para que la tendencia progresista pudiera participar en las siguientes elecciones con una propuesta de gran aceptación. Generalmente he recibido respuestas teóricas: que el candidato debe ser capaz, que debe ser honrado, que debe ser una cara nueva, que así, que asado, que cocinado, o que no debe tener tales o cuales características. Y la búsqueda sigue.

Hace un año ya tenía una excelente candidata, una profesional con amplios conocimientos de administración financiera. Pero ella publicó un mensaje favorable para el correísmo e inmediatamente le cayeron encima las cobras y toda una serie de los animales más venenosos que le lanzaron los más hirientes calificativos, falsos todos, pero efectivos para asustarla a ella y su familia y hacerla desistir. Es la táctica favorita de los «gangsters» de la política para expulsar de la cancha a la gente honrada. El linchamiento verbal que se utiliza en la lid política sirve para asustar a los ciudadanos honestos y preservarles sus espacios a los facinerosos. Solamente los honestos de mayor temple se quedan a enfrentar a la jauría burguesa. Pues bien, esto no va a cambiar, los desalmados serán los primeros en entrar a la lucha por el poder y en esas aguas hay que nadar.

El lunes anterior publiqué los nombres que me habían suministrado compañeros que querían contribuir seriamente a encontrar al candidato que merece representar a la izquierda. En la última semana  recibí dos nombres más, esta vez de mujeres: Verónica Arias y Lola Salazar. No demoraron los linchadores en hacer sus comentarios. «No queremos dormilonas», decía una, para rechazar a Verónica, de quien hace tiempos se publicó una foto que le habían tomado mientras dormía en el avión. Por demás pueril el argumento, pero todo es válido para el juego sucio.

De todas maneras ya tiene el progresismo media docena de nombres de ciudadanos idóneos para ocupar la Alcaldía de Loja, ninguno de los cuales ha sido consultado en las encuestas realizadas hasta hoy, por lo que los resultados obtenidos carecen de confiabilidad. Y seguimos en la búsqueda, seguiremos por un mes más y nuevamente solicito la opinión de las bases, para que propongan personas que deben ser postuladas para la prefectura y todas las alcaldías de la provincia.