Parroquia Gualel en peligro constante

La crítica situación que atraviesa la parroquia Gualel no termina debido a las fuertes lluvias.  El martes 15 de marzo, autoridades a nivel nacional visitaron la localidad, comprometieron intervenir en el sector.  Más de 50 familias tienen problemas en sus moradas.  A ello se suman otros  inconvenientes en  la vialidad.

Varios  estragos  se  presentan  en el  sector  a raíz del invierno, con una población de más de 2.100   habitantes.

Franco Angamarca Sisalima, presidente del Gobierno parroquial,  indica que los barrios: San Juan, El  Rodeo, El Panecillo, Los Lirios y el centro parroquial,  son las zonas  más afectadas. Ahí realizarán un estudio integral para conocer  las causas de los deslizamientos, éste fue uno de los  ofrecimientos   realizados   por la   Secretaría de  Gestión de  Riesgos.

Luego de esto se implementará un plan de mitigación y  la dotación de casas prefabricadas para los damnificados, por parte del Ministerio  de  Desarrollo  Urbano y Vivienda  (Miduvi), en coordinación con el Municipio de Loja, así lo  comprometió el titular de  la Cartera de Estado, Darío Herrera Falconez, quien visitó la parroquia.

Inicio

  A decir del dirigente, este plan de intervención  que se  ejecutará  con el Gobierno  Parroquial, empezará con los estudios  la próxima semana.

Sin embargo, la situación también es  crítica en lo relacionado  a la vialidad;  la presencia de derrumbes impide  la normal  circulación de vehículos de transporte público.

En la carretera  principal  El  Cisne- Gualel,  sector   El   Panecillo,    hay    un deslizamiento, poniendo en peligro seis  viviendas  por   el colapso de una  alcantarilla.   El dirigente   agrega que se  puso a conocimiento del Municipio  de  Loja y la Umapal para  que se intervenga.

Precisa además que, se  pide a la Empresa Eléctrica repare  10 postes de alumbrado público  que están a punto de derribarse y  se corre el riesgo  de  quedarse sin energía.

Afectación

 Quienes se dedican a la actividad agraria también presentan   inconvenientes  porque  no pueden sacar los  productos  a la venta, tampoco los  moradores pueden abastecerse de otros insumos que los adquieren en otras localidades.

Rosa  Masa Tene, quien vive en esta parroquia,  refiere que la situación es crítica   porque   se  ven perjudicados  para  trasladar los productos que cosechan por  el mal estado de  las carreteras. “Se tiene que realizar  trasbordo y esto resulta más costoso por los pocos  ingresos  económicos que tenemos”. (I).

  Dato

  La  próxima semana se comprometió iniciar con los estudios en  la parroquia Gualel.