Estragos de las lluvias aún persisten

Varios fueron los daños que dejaron los fuertes aguaceros que se suscitaron en la provincia, especialmente en la ciudad de Loja. Las entidades realizan las reparaciones, aunque la ciudadanía teme que vuelva a suscitarse inconvenientes con las próximas precipitaciones que caigan en la urbe, por lo que llaman a las autoridades a efectuar un plan de contingencia y estar preparados ante los problemas que se produzcan.(I).

Moradores del barrio La Inmaculada se unieron para el desalojo de material arrastrado por las lluvias. 

Un morador con baldes lleva el lodo que se acumuló en las viviendas de sus vecinos.

Basura, una de las principales causas de los desbordamientos en los ríos.   

Las lluvias dejan afectaciones en la vialidad; por ejemplo, en la parroquia San Lucas, la circulación vehicular por la vía alterna Loja-Cuenca fue cerrada.

Desbordamientos de quebradas de la hoya lojana dejaron daños en terrenos y casas.

Viviendas a punto de colapsar por las fuertes precipitaciones en la urbe lojana.

Tres palos, una lata y cinta de seguridad, en la avenida Salvador Bustamante Celi y Puná advierte un socavón en el sector de El Valle.