Mañana, el nunca del presente 

Dice el maestro de sombrero:  

 “El que no conoce Loja, no conoce mi país”  

Digo:

“El/la que no se ha enamorado de unx lojanx, no se ha enamorado”  

I  

Loja,  

llanura risueña,  

gente dibujando las aceras,  

árboles con luces de festividad,  

teatros, parques, tejados alegóricos,  

músicos, circos y poetas locos,  

 los arcoíris visten a la ciudad.  

 II  

Viendo a la gente,  

con el amor como ropa,  

yo me siento desnudo,  

no siento la hipotermia,  

tengo un poco de vergüenza,  

como un escudo.  

  III  

Ilustre, el repe con guineo,  

¿debería tener su propio museo?  

chicharrón: patrimonio invencible,

qué apuntale toda la jornada,

¿o que prescriba el arte y la cultura?  

para que nos publiquen.

IV

Presidente de las letras,

hagamos un “buen recital”,

poemas con la orquesta,

 vendemos humitas y tamal.

Yo tengo una editorial,

se llama “repe con aguacate”,

a mis amigos voy a publicar

en la premiación va tu parte.

V

Mita, mita, paga, paga

ayayay, acharau,

haga pana, una vaca,

hombre, nuu hay.

Con viáticos para ambos,

invita a los que te caen bien,

con quienes nos relacionamos,

vino y tertulia sobre el mantel.

VI

¡Chuta!, pero publica en el feis,

¿un grupo para el whatsapp?,

sube la publicidad al Tuit y al IG,

no llegarás chumo vas a quedar mal.

Celebración de los compadres,

concursos, amarres, discursos,

medalla para el soldado caído,

diploma para el currículum vítae.