Comunidad, Estado y familia reafirmaron el compromiso de erradicar el trabajo infantil en Loja

Niñas, niños y adolescentes participaron en la Carrera de 300, 1000, 2000 y 3000 metros que inició en la plaza de Santo Domingo y en la Puerta de la Ciudad y culminó en San Sebastián, en Loja.

Más de 150 personas participaron en la Carrera Atlética efectuada este 12 de junio, en el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil. La jornada deportiva, liderada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), con el apoyo de las instituciones que integran la Mesa Intersectorial de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, tuvo como objetivo fortalecer la corresponsabilidad de la familia, el Estado y la comunidad en términos de garantizar la no vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes y concienciar respecto a los riesgos del trabajo infantil.

Juan Carlos Moreno, coordinador del MIES en la Zona 7, dijo que, esta Carrera Atlética, a más de fomentar el buen uso del tiempo libre, estuvo orientada a evidenciar que el trabajo infantil vulnera derechos y pone en riesgo la integridad de quienes lo ejercen. “Es necesario desnaturalizar la práctica del trabajo infantil, todos estamos llamados y tenemos la obligación de hacerlo”. La autoridad Zonal recordó que dar dinero en las calles o permitir que este grupo poblacional trabaje agrava más la problemática.

Ruth Mora, presidenta del Centro de Apoyo Social Municipal de Loja (Casmul), habló de la importancia de unificar esfuerzos para que esta provincia sea una de las pioneras en erradicar el trabajo infantil. Reafirmó el compromiso de juntos seguir generando acciones que permitan lograr el objetivo.

Andrea, usuaria del proyecto de Erradicación del Trabajo Infantil, indicó que, a través de este servicio, liderado por el MIES, tanto ella como su familia, mejoraron sus condiciones de vida, “nos dimos cuenta que, el trabajo no nos ayuda en nada y, al contrario, nos perjudica, porque realizamos actividades ajenas a nuestra edad”. Agradeció la labor de los equipos técnicos, quienes, de manera constante, realizan seguimiento a sus condiciones de salud, educación, alimentación, armonía en el hogar, etc.”.

Niñas y niños de cinco a nueve años, participaron en la Carrera de 300 metros que inició en la plaza de Santo Domingo y culminó en San Sebastián. Lo propio hicieron menores de entre 10 a 12 años, en los 1000 metros; de 13 a 15 años, 2000 metros; y, los desde los 16 años, en 3000 metros. En estos últimos, la carrera empezó en la Puerta de la Ciudad y llegó hasta San Sebastián. Al final, se entregaron medallas e incentivos.

En la Unidad Desconcentrada Zonal – Loja, el MIES atiende de 480 niñas, niños y adolescentes en situación de trabajo infantil, para el efecto se suscribieron seis convenios de cooperación en Loja, Paltas, Catamayo, Saraguro y Gualel. El presupuesto bordea los 367.900 dólares.