Alertan contra falso sacerdote que busca estafar

Se hace un llamado a los ciudadanos a no dejarse engañar (imagen referencial).

Existe preocupación y zozobra entre los habitantes de la ciudad de Cariamanga, cantón Calvas, por la presencia de una persona desaprensiva que haciéndose pasar por sacerdote visita los hogares para solicitar dinero a las familias.  Se advierte tomar las precauciones para no ser víctimas de estafa.

Durante estos últimos días varias denuncias se presentaron por moradores de los distintos barrios de la ciudad de Cariamanga. Carlos Jiménez Jiménez, párroco de la iglesia matriz de Cariamanga, parroquia San Pedro Mártir, en diálogo con Diario Crónica, explica que efectivamente algunas personas fueron sorprendidas por este hombre que se hace pasar  por un sacerdote de apellido “Pinzón”,  quien apelando al buen corazón de la gente y tomándose  el nombre de  la iglesia, pide dinero.

 Situación

Este tipo de prácticas, se presentó también antes de la pandemia, cuando varias personas entregaron fondos a un ciudadano, que diciendo que es un representante de la iglesia, abusó de la  generosidad de  las  familias, refiere Jiménez  Jiménez.

Esther Noemí Hidalgo, habitante de Cariamanga, indicó   que efectivamente un ciudadano, que era desconocido para ella,   visitó  su hogar diciendo  que era un sacerdote  de la capilla  del barrio   San Vicente  de  Cariamanga.

 “Como afortunadamente siempre voy a misa y conozco a los religiosos, por ello, no le di nada. Sin embargo, hay otros vecinos, que sí fueron afectados”.

Perjudicados

El individuo al parecer proviene de otra localidad, y llegó a Cariamanga diciendo que es un “Pastor de Almas”, por ello algunos moradores fueron perjudicados.

El párroco de la iglesia Matriz de Cariamanga, acota que en la actualidad se realizan trabajos en el templo y adecuaciones en su infraestructura física.  Y cualquier ayuda, se la está recibiendo en la secretaría de la Iglesia   Matriz.

Llamado

 Po este motivo se levanta la alerta sobre este mal ciudadano y advierten a los feligreses tener cuidado y evitar ser engañados. Se elaboró incluso un comunicado para que las familias estén prevenidas.

“Si un ciudadano recibe la visita de un desconocido solicitando dinero en nombre de la iglesia y en calidad de sacerdote -dar aviso a las autoridades competentes-”,  concluye Jimenéz  Jiménez.  (I)