La Acess y el Colegio de Optometristas de Loja suman esfuerzos para cuidar la salud visual de la población

Un estudio realizado por el Colegio de Optometristas de Loja revela que en la provincia existe una masificación de almacenes de óptica, en muchos de los cuales se ofrecen servicios sin contar con personal capacitado académicamente en la rama. Esta problemática fue expuesta por representantes del gremio durante una reunión en la Dirección Zonal 7 de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess).

Fausto Bernal Tenorio, presidente del Colegio de Optometristas de Loja, reveló que se ha identificado la realización de exámenes visuales y venta de lentes en locales no adecuados ni autorizados, incluidos bazares, peluquerías, estéticas y hasta en la vía pública. El profesional indica que cuando la ciudadanía acude a establecimientos irregulares, se expone a que no se corrija el problema detectado en el examen visual y a errores en los diagnósticos, en la adaptación de lentes de contacto y en la manipulación de prótesis oculares.

El dirigente gremial expuso que el uso inadecuado de lentes de contacto, por ejemplo, produce úlceras e infecciones corneales. Agregó que cuando pacientes con estos y otros problemas oculares llegan a los Centros de Optometría, son derivados con médicos especialistas en Oftalmología, para su tratamiento.

La Directora Zonal 7 de la Acess, María de Lourdes Fernández, manifestó que en el marco de las atribuciones de la Agencia se planifica acciones que permitan frenar el intrusismo laboral, es decir, el ejercicio de una profesión sin contar con la titulación y/o sin la autorización requerida.

El artículo 330 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica que el ejercer ilegalmente una profesión de salud, usurpando un título, se sanciona con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

El Presidente del Colegio de Optometristas de Loja recomendó acudir a establecimientos de optometría y verificar que cuenten con profesionales capacitados y autorizados por la Senescyt y la Acess. Concluyó que como gremio están preocupados de honrar la profesión y precautelar la seguridad de los pacientes.