Padre, ejemplo de perseverancia y trabajo

Alejandro Faicán es padre de dos hijos.

En Ecuador, el tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre, para honrar y agradecer la figura paterna y su labor diaria en las familias.

En la urbe lojana las diferentes tiendas de ropa, calzado, artículos tecnológicos y perfumería, ofrecieron varias opciones para regalar al “Rey del Hogar”.

Sin embargo, lo más importante es pasar en familia e inculcar a los hijos buenos valores y costumbres, que en un futuro les permitan ser personas de bien, refieren en diálogo con Diario Crónica, algunos padres trabajadores de la localidad.

Trayectoria

Alejandro Faicán Puchaicela es un joven padre, que hace algunos años inició su emprendimiento “Chozas”, propuesta que aglutina artesanos de la urbe lojana.

Todos los días, acude a la Plaza Matilde para iniciar su jornada laboral, así poder sustentar su familia. Tiene dos hijos en edad escolar y un tercero está en camino.

Dice que ser padre es una experiencia positiva. Su prioridad es esforzarse para brindarles un futuro mejor.

Experiencia

Vicente Paucar es también un lojano dedicado a la actividad comercial y exdocente de la Unidad Educativa Daniel Álvarez Burneo.

En el 2000 inició con su almacén Pauvic, que se mantiene hasta la actualidad.  Se dedica a proveer y distribuir material para calzado.

Este emprendimiento le permitió dar educación a sus hijos. Su objetivo fue que el negocio se convierta  en un espacio para dar fuentes de trabajo a su familia.

Es padre de tres hijos, todos profesionales. Tiene cuatro nietos.

Trabajo

José Arévalo Arévalo, presidente de la Cámara de Artesanos de Loja, también es un padre reconocido de la localidad. Hace 55 años, nació “Confecciones Arévalo”, este negocio lo heredó de su progenitor, por ello, hace 32 años está bajo su responsabilidad. 

 Tiene dos hijos ya profesionales. Considera que la labor de padre tiene grandes satisfacciones.  “Siempre les inculco los valores como el respeto, cariño y amor”. (I).

Celebración

La celebración del Día del Padre tuvo su origen en Estados Unidos en 1910, incorporándose posteriormente en diferentes países del mundo.