El ritus macabro

Lcdo. Augusto Costa Zabaleta

El tañido lacerante de las campanas universales, patentizan con dolor, estupor y melancolía porque se ha fragmentado la verdad e inhumanizado la razón; el estampido ensordecedor del huracán acompasa a la desventura, arrastrando con furor implacable los desechos y despojos hastió y ruinas de un acribillado planeta, que con precipitaciones diluviales; fuego volcánico calcinante; vientos furiosos y temblores moribundos, motivados por la ingratitud impiadosa; por la ausencia culpable de prevención y la vorágine inconsciente, sentencia con colera el veredicto final de su existencia, con el dolor lacerante de la extenuación.

En el fúnebre inventario de los crímenes perpetrados por la humanidad, y el que ‘’la virtud, sin la cual el terror es funesto; el terror, sin el cual la virtud es impotente’’, se puede catalizar como la mayor atrocidad, la cometida en contra del planeta tierra, cual un ciclo diabólico de destrucción, alimentado por el ego inconsciente, que anula la verdad en una burda confrontación con la razón, y de una conciencia abonada por la perturbadora vanidad, en una absurda manifestación de una psicosis tribal colectiva.

La sincronización del universo, con los pensamientos de una excelsa energía, irradian la atracción del cosmos al humano, esa es la energía superior de la verdad, cuya mentalidad resuelve los más controversiales dilemas, es decir que el hombre sea fiel mentalmente a si mismo en el tiempo y en el espacio.

Iván Llich, personaje de Tolstoi, se interrogaba en el lecho de su muerte: ¿’’Y si, toda mi vida hubiera estado equivocado’’?, constituiría entonces una hecatombe, cuando cada uno de nosotros nos preguntamos la misma acusatoria duda, y el veredicto sea contrario e irreversible; culpable irredento, afán auto destructivo con la madre tierra; iracundos consuetudinarios profanadores de los nobles atributos constitutivos y congénitos del universo y tristes actores en el escenario de un Ritus macabro contra la prodigiosa naturaleza y su exuberante existencia.