Virgen de El Cisne pernocta en Catamayo

Virgen de El Cisne descansa en Catamayo.

La Sagrada Imagen de la Virgen de El Cisne cumplió su segundo tramo de 12 kilómetros comprendido de San Pedro de la Bendita-Catamayo. Este viernes 19 de agosto, la “Churonita” pernoctará hasta las primeras horas de la mañana del sábado 20 cuando inicie su tercer recorrido hasta la ciudad de Loja.

Fe

Miles de peregrinos acompañaron a la Sagrada Imagen en el tramo San Pedro de la Bendita-Catamayo, unos lo hicieron descalzos, otros con sus hijos en brazos o en sus coches, pero todos con una sola misión caminar junto a la Virgen.

Este viernes 19 de agosto con la presencia de la “Churonita” se desarrollan varias eucarísticas en la iglesia matriz de Catamayo: 06h00, 11h00, 15h00, 19h00. El Santo Rosario: 18h30; y, actos culturales: 19h00.

Historia

Existe dos versiones sobre la aparición de la Virgen de El Cisne, previo a que el 28 de julio de 1829, Simón Bolívar, presidente de la Gran Colombia decretara que la imagen de la “Churonita” salga anualmente a la ciudad de Loja.

Según el relato del estudio antropológico cultural hecho por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC). “La una cuenta que salía todos los días a conducir sus rebaños una doncella indígena, inocente y humilde, a quien con frecuencia se le aparecía una hermosa pastorcilla coronada de rosas y aspecto resplandeciente. La pastorcilla siempre luciendo sencilla indumentaria, no era otra que la Virgen Santísima que acompañaba a la niña mientras cuidaba el ganado”, señala el documento del INPC.

Asimismo, el estudio antropológico señala que el 12 de octubre de 1594 fecha en que la parroquia El Cisne era azotada por una “gran sequía y plaga de ratas que destruyeron todos los sembríos consecuentemente se produjo una terrible hambruna que obligó a los indios a emigrar en busca de mejores tierras, por una parte, y, por otra huyeron de quienes trataban de imponerles la religión católica. Se hallaban los indios en esta determinación cuando se les apareció la Santísima Virgen y les dijo que fundasen allí una iglesia, pues ella los habría de asistir para que no volviesen a tener hambre.

Significado para los lojanos la Virgen de El Cisne

Para Andrea Benalcázar Torres, quien todos los años camina junto a la Virgen, dijo que la “Churonita”, es la Madre que nos ama tanto, que es capaz de dejar que su único hijo muera en la cruz para que fuera nuestro salvador”.

“Ella siempre nos protegerá e intercederá ante su hijo para cumplir nuestro favores, a su vez, nos da aliento para recorres los tres tramos desde su santuario hacia la iglesia Catedral”.

En cambio, Adrián Carpio, agrega que la Virgen es quien nos protegerá de todos los males, por ello, siempre nos postramos a sus pies.(I).