Ocho concejales se oponen a la compra de recolectores de basura

Un millón ochocientos mil de dólares se estima que necesita el Municipio de Loja para enfrentar la grave crisis sanitaria que atraviesa producto de las pésimas condiciones en las que se encuentra el parque automotor.

El tema fue expuesto como parte de la sesión de cabildo del martes 20 de septiembre, en donde el director de Higiene municipal, Israel Lima, dio a conocer las malas condiciones en las que se encuentran los 12 recolectores y 4 camiones con los que cuenta la institución.

Lo que ha generado un panorama crítico y requiere de medidas emergentes como por ejemplo la compra de vehículos que permitan cumplir de manera normal con las 11 rutas de recolección en la ciudad y 13 en las parroquias rurales.

Es necesario transparentar el momento crítico que está atravesando el parque automotor en esta área, del 100 por ciento de recolectores solo el 16 se encuentra en buen estado, el resto se divide entre regular y malo, de los 12 vehículos que existen, la gran mayoría han cumplido su vida útil, 4 están en estado regular, 3 en mal estado; y de 5 que podrían estar operativos, solo dos están en buen estado.

En el caso de los camiones que llegan a los sectores periféricos para la recolección de residuos, el panorama es parecido, solo el 25 por ciento se encuentra en estado bueno, en la práctica de 3, solo uno está dentro de su período de uso vigente.

Es prioridad poder contar con un parque automotor que ofrezca un servicio óptimo, que debería estar en rangos aceptables entre el 85 al 100% para que el sistema de recolección de residuos domiciliarios funcione de manera óptima, pero en la actualidad, se llagaría apenas al 50%.

Estas condiciones han generado una alteración en los horarios y frecuencias de recolección, causando impacto negativos en el ornato y la higiene de la ciudad y cantón, propios de la exposición de residuos sólidos en la vía pública.

Se debe indicar, que el promedio de residuos sólidos que se generan por año en el cantón supera las 60 mil toneladas, que ingresan al Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos (CGIRS).

Como constaba en el quinto punto de la Sesión de Cabildo, se conoció del “Proyecto de Fortalecimiento del Sistema de Recolección Domiciliar y Auxiliar de Residuos del Cantón Loja”, en donde 8 concejales NO dieron paso a la solución emergente que se planteó desde la administración municipal para atender un problema prioritario como es, la compra de vehículos que permita enfrentar un grave problema que se genera por la falta de recolectores.

Los concejales que estuvieron en contra de la propuesta señalan que la administración debe incluir un modelo de gestión para que se sincere el costo de la recolección de la basura y con ello justificar la comprar de los automotores.(I).