Vendedores desalojados del canchón en el mercado Mayorista

Trabajadores del Municipio destruyeron todo las carpas improvisadas.

Decenas de vendedores que estaban ubicados en el canchón del mercado Mayorista fueron desalojados, la madrugada del lunes 17 de octubre, por la Policía Municipal. Los ciudadanos señalan que les lanzaron gas y sus productos fueron decomisados, otros arrojados a la basura.

Situación

En el canchón del centro de abastos del Mayorista estaban alrededor de unos 80 vendedores, quienes para expender los productos de primera necesidad como yuca, plátano, verduras, frutas, entre otros, habían colocado carpas improvisadas de plásticos.

Según Amada Cuenca, quien lleva un largo tiempo en esta actividad, mientras varios de nosotros estábamos descansando en un nuestros puestos a eso de las 03h00 llegó el contingente de policías municipales, quienes les lanzaron gas y empezaron a destruir los puestos, luego los sacaron del canchón a la fuerza y cerraron las puertas.

“Nos desalojaron sin avisarnos, esto no nos permitió llevarnos nuestros productos de los puestos, rogando nos devuelven algunas cosas nos devuelven y otras las decomisan”.

Agregó que “este día se semejó mucho cuando hace varios años cierto alcalde nos prendió fuego a nuestros puestos y una persona falleció. Ahora la alcaldesa Patricia Picoita Astudillo por la fuerza nos hizo votar del canchón, esto obliga a vender en las calles, al parecer a la autoridad le gusta el caos. Nosotros en ese espacio estamos ordenados”.

En cambio, Virginia Andrade, relató que cuando llegó hoy a las 07h00 a su puesto donde tenía papas, guineos, plátanos, tomate, entre otros productos, se topó con la sorpresa que ya no tenía nada, había desaparecido. “La alcaldesa tendrá que pagarme porque invertí cerca de USD 250 en mercadería, debió avisarnos para sacar los productos que vendemos con tanto esfuerzo y poder llevar el pan de cada día casa”.

Añadió que cierto día llegó la alcaldesa llegó a decirles que iban a sortear puestos para un grupo de vendedores, pero a nosotros no nos tomaron en cuenta.

El sector del canchón fue cerrado con malla y las puertas no se abrieron durante. Los vendedores expendieron los productos en la calle.

El Municipio de Loja hasta el cierre de la edición no se pronunció del tema, pese a que Diario Crónica solicitó una entrevista para conocer el motivo del desalojo.(I).