Confesión

Quiero estar a tu lado siempre y verte

para entregarte todo mi cariño,

arrullarte con besos como a un niño,

y gozar de la dicha de tenerte.

Yo te adoro de veras, con la vida

mi amor por ti es seguro, verdadero,

mi corazón ya te lo he dado entero,

y mis versos acaso, cual Lírida.

Quiero entonces amarte hasta el final

con fe y pasión inmensa, sin igual,

por qué tú eres mi encanto y mi tesoro.

Y es que, amándote a ti, me amo a mi mismo

me libro de caer en el abismo,

y de nuevo repito que te adoro.

                               Acf.