Inicio del juicio político

Se dispone la Asamblea

a dar trámite a ese juicio

que lo pone al precipicio

y el temita es cosa fea.

Sí señor, para que vea

que la Corte dijo sí,

mientras tanto en Alausí

la tragedia no termina

y «fonditos» se destinan

como gotas, ji, ji, ji

El país está cabreado

sí señor, la mayoría

y reclama en estos días

a las arcas del Estado.

Voy y vengo preocupado

por los tantos sicariatos

y otros actos de arrebato

contra el pobre ciudadano,

pues, nos matan los fulanos

a hurtadillas, en un rato.

El hartazgo es evidente,

el relajo, el despelote;

muchos quieren del «cogote»

al ilustre presidente.

Nos parece sorprendente

su inacción, quemeimportismo,

su supremo conformismo,

mientras miente ante la prensa

y les dice que es ofensa

y señales de golpismo.