Dos sacerdotes en Loja están delicados de salud

Dos sacerdotes están delicados de salud en la Diócesis de Loja, pero no por la COVID-19 sino por enfermedades que los han venido acompañando toda su vida. Llaman a la ciudadanía a la oración para su mejoría.

Situación

En la misa que se realizó el último fin de semana en la iglesia Catedral, se pidió a los lojanos rezar en sus domicilios y capillas para que el padre Celso Heriberto Tacuri López se recupere de su estado de salud crítico, ante ello, salieron rumores que habría personas contagiadas del virus.

El Padre William Arteaga Vera, párroco de la parroquia eclesiástica El Sagrario, indicó que efectivamente hay dos sacerdotes enfermos: Armando Jiménez y Celso Tacuri, pero no son de COVID-19, sino de enfermedades que los han acompañado siempre.
Celso Tacuri, quien estaba laborando en el cantón Catamayo, lleva más de 15 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de una casa de salud y es porque están muy afectados sus pulmones. “Esta es la tercera vez que está en la clínica y esperemos que salga bien”, señaló.

Pidió a la ciudadanía no alarmarse y prudencia, “también somos seres humanos y nos enfermamos, por ende, rogamos sus oraciones para que los sacerdotes se recuperen”, dijo.

No hay contagios

Arteaga Vera mencionó que, con la gracia de Dios, en la provincia de Loja no hay sacerdotes contagiados y esto se debe al estricto control de bioseguridad que existe para los fieles.

La iglesia para abrir sus puertas, todos los sacerdotes se realizaron las pruebas de COVID-19, al igual que el resto del personal que trabaja con ellos.

Cierre de puertas

Los casos de coronavirus en el cantón Loja van en aumento, ante ello la iglesia estaría analizando, solo en esta jurisdicción, la posibilidad de retroceder en la reapertura de los templos.

El párroco manifestó conocer el incremento de casos, pero también están conscientes que asistir al templo no es acudir a un lugar de contagio porque trabajan en un protocolo con 3 fases que permitió que puedan retomar las celebraciones eucarísticas.
En el caso de ampliarse el toque de queda, cerrarán el templo conforme a lo que determine el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal, destacó.(I).(FJC).

-Estricto control para los fieles que desean ingresar al interior de las iglesias.