Traje de astronauta

Fredy Paredes Cuenca

La pandemia del Covid-19 o SARS-2 ha determinado el uso de múltiples elementos de protección, que aseguren la ausencia de contacto interpersonal, con toda superficie en donde puede estar presente este tipo de corona-virus, que puede ingresar a nuestro organismo por diferentes vías. La mascarilla, el protector de ojos, guantes y finalmente todo lo que puede cubrir las zonas expuestas del cuerpo son y serán las mejores estrategias de defensa.

Los trajes espaciales usados por los astronautas son una barrera, igual que los elementos que ahora debemos usar, para evitar el contacto de nuestros tejidos con el peligroso virus que puede reproducirse tan rápidamente que un solo ejemplar de ellos puede producir entre 10mil a 100mil virus de una sola vez.

El viaje, para el cual se preparan los astronautas, es navegar por el cosmos y nosotros con buen viento y buena mar llegar todos los días sanos y salvos a poder compartir con nuestros seres amados. ¿No es ese el mejor viaje que podamos planear?
Este trip por lo tanto no es un viaje estelar, sino un viaje al bien común, un viaje a conservar la salud de cada uno de nosotros, sin dejar de lado, que evitar el contacto es muy importante para prevenir el contagio y clave para mantenernos sanos, productivos, activos, libres del padecimiento que está tomando tantas vidas en forma súbita e irreversible.

Las prendas de protección como se las conoce en el mundo hospitalario son y han hecho la diferencia en evitar la propagación de gérmenes sean bacterias, virus, hongos, haptenos. El uso de estas prendas, han salvado muchas vidas por cientos de años, por lo que su uso no es nuevo, se las ha usado siempre, en las casas de salud.

Los virus, por su naturaleza, no son células como las bacterias, sino son fragmentos de material del que está hecho el material genético, en este caso que nos trae a consideración está compuesto de RNA ácido ribonucleico, que no puede mantenerse, ni reproducirse si está fuera de un organismo o de una célula, por lo que necesita de ellas para sobrevivir. Si evitamos el contacto o el ingreso de este peligroso virus al interior del cuerpo nos protegeremos de forma eficiente y segura.

Parafraseando a Neil usar prendas de protección es un pequeño paso para las personas pero un gran salto para mantener la salud de todos.

Aunque pueda parecer insistente, las prendas de protección son indispensables y la única manera de mantener a salvo la buena salud durante la pandemia, dejando de lado cualquier pequeña incomodidad de puede causar su uso, es insignificante si lo comparamos con el don tan preciado que hemos recibido, que es la vida.