Regulación del comercio informal podría ser ejecutado el año entrante

Entrevista con el concejal Daniel Delgado, vía Zoom

Los vendedores informales continúan con sus actividades diarias para conseguir el sustento de sus familias en las principales calles de la ciudad.

Los comerciantes informales transitan por las calles 18 de Noviembre, Rocafuerte, 10 de Agosto, Gran Colombia, entre otras, ofreciendo toda clase de productos como: frutas, verduras, legumbres, mascarillas y guantes.

Esto se ha convertido en un traspié para las autoridades municipales que han trabajado durante las diversas administraciones, así lo dijo Daniel Delgado, concejal del cantón Loja. Pese a las medidas tomadas, los negociantes siguen en las principales vías de acceso a los mercados de la ciudad.

Proyecto

Con la finalidad de organizar y cumplir las medidas de bioseguridad establecidas para la prevención del incremento de contagios de COVID-19, el edil presentó al Cabildo el Proyecto de ordenanza para la regulación del comercio informal en Loja. “Lo que se pretende conseguir es la reubicación de los comerciantes en los puestos que se encuentran desocupados dentro de los mercados”, acotó.

Se lo está realizando con el apoyo de los comerciantes formales que cuentan con los permisos necesarios para trabajar dentro de los mercados. Estos comerciantes se han visto afectados por la proliferación de los informales, puesto que sus ventas se han reducido considerablemente. “Con el fin de vender, los comerciantes ambulantes ofrecen sus productos más baratos, nosotros no podemos reducir el costo porque debemos pagar los impuestos al Municipio, situación que no sucede con ellos”, agregó María Robles quien tiene un puesto en el mercado Mayorista.

Según Delgado, antes de empezar la cuarentena, existió un acercamiento con los informales en donde se les hizo conocer la medida para la reorganización de los negocios, pero fueron pocos los que asistieron al llamado. Algunos se rehúsan a llegar a un acuerdo con las autoridades municipales debido a que los impuestos que se deben pagar son elevados y las ganancias que se generan dentro de los mercados no alcanza para suplirlos. “En los puestos de los mercados casi no se vende mucho porque debemos vender caro para que el dinero nos alcance y la gente siempre busca la economía por eso algunos preferimos seguir trabajando en esta modalidad”, indicó Nelson Reyes, vendedor informal.

El proyecto de ordenanza lleva en gestión cerca de 1 año y se tiene previsto se ejecute el año entrante.(I).(VG).