En Pindal suben los casos y en Macará los recuperados

Cantones que continúan luchando con nuevos casos de COVID.

Dos cantones de la provincia de Loja están expectantes por los casos en cada uno de sus territorios. Pindal está alerta por el número creciente de casos, mientras que en Macará las personas recuperadas superan el 80% del total de contagios.

Macará

El alcalde de este cantón fronterizo, Alfredo Suquilanda, expresó que en este territorio en las últimas semanas existe un panorama prometedor debido al incremento de personas recuperadas. Según el informe médico hasta la fecha existe 244 contagios, de los cuales hay 191 recuperados, 13 fallecidos, 40 activos.

De las personas activas: uno fue transferido a Machala, otro a Loja y uno se encuentra en el Hospital Básico de Macará, el resto se encuentra en sus domicilios recuperándose. “Es digno de felicitar la labor destacada del distrito de Macará-Sozoranga y de todo el personal de salud que durante este tiempo ha batallado contra el virus con excelentes resultados”, mencionó.

Indicó que, en la parte económica están un poco complicados porque no hay comercio de manera normal, debido a que la frontera está cerrada por los organismos de control, lo cual ayudado a que la pandemia no se enciente, pero con el pasar de los días se irá reactivando paulatinamente.

Pindal

En cambio, Romel Castillo, relacionador público de Pindal, indicó a que después de haberse mantenido tres meses con cero casos, la pandemia en el cantón ha tenido su repunte en el este mes de agosto con 4 personas fallecidas, 20 casos activos, 10 personas recuperadas y 350 que están dentro del cerco epidemiológico.

Tras la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal desarrollado el miércoles 26 decidieron mantenerse en semáforo amarillo, pero serán más restrictivos con las personas que se encuentran aisladas.

En las personas activas el estado de salud es estables, sin embargo, algunos pacientes han sido trasladados hasta el Hospital de Alamor por severas complicaciones, pero están fuera de peligro. Ellos constantemente son monitoreados por los médicos del Ministerio de Salud Pública y Gestión de Riesgos del Municipio.

Agregó que, tras este repunte de casos, la gente está demasiado angustiada, incluso el comercio ha decaído porque la ciudadanía que tiene sus viviendas en los campos ya no bajan en gran número a la ciudad a comprar sus productos de primera necesidad.(I).(FJC).

Dato
Macará podría pasar de rojo a amarillo desde el 1 de septiembre.
Pindal superaron a Célica, Puyango y Zapotillo en casos activos.