Buses urbanos no cumplen con las medidas de bioseguridad

Actualmente el aforo del transporte urbano en la ciudad de Loja es del 75%, es decir, pasajeros sentados y unos contados de pie, sin embargo, la ciudadanía denuncia que en horas pico las unidades van a full, en especial las que se dirigen a los sectores periféricos.

Situación

Miguel es un ciudadano que habitualmente utiliza el bus urbano porque no posee vehículo propio. Contó a Diario Crónica que él vive por el sector de Chontacruz y que todos los días de lunes a viernes tanto en la mañana para ir a su trabajo como a la salida para regresar a casa se sube a uno.

“El inconveniente es en horas de la tarde, después de las 17h00, porque al intentar utilizar una unidad estas van más allá del 100% de su capacidad. Algunas veces me he subido y toca ir apretujados con el resto de usuarios, sin respetar el distanciamiento social especialmente”, dijo.

Otro ciudadano al ser consultado mencionó que no hay otra opción que utilizar los buses, ya que no tienen recursos para movilizarse todos los días en un taxi, por lo que el temor a contagiarse es aún más grande debido a que varias personas viajan en este servicio público.

Esperan que las autoridades hagan los correctivos necesarios, ya que podría ser un foco de contagios de COVID-19.
El especialista en enfermedades respiratorias Carlos Guayanay indica que, las probabilidades de contraer el virus en buses urbanos donde no se respete las normas de bioseguridad supera el 70%, ya que es un lugar reducido y todos los usuarios tocan los asientos, tubos, puertas e inclusive van sin respetar el distanciamiento social”.

“Es verdad, hasta el momento no se ha comprobado que el servicio público de transporte de pasajeros haya sido focos de contagios, pero si las autoridades no toman cartas en el asunto podría suceder un contagio masivo y Loja no está preparada para un nuevo confinamiento debido a la crisis económica”, añadió.

Según el administrador del Consorcio de Transportistas “Ciudad de Loja”, Diego Guerrero, en entrevistas anteriores señaló que siempre están en permanente análisis y observan el comportamiento ciudadano, por lo que si sigue aumentando los usuarios incrementarán el número de unidades para abastecer la demanda, evitar aglomeraciones y cumplir con las disposiciones del COE Cantonal.(I).(FJC).