Veto al COS afecta al sector salud

Veto al COS afecta al sector Salud

El presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, veto el Código Orgánico de la Salud (COS), el cual fue aprobado por la Asamblea Nacional. Ahora deben esperar un año para que pueda ser retomado nuevamente y analizado.

Situación

El presidente del Colegio de Médicos de Loja, Pablo Carrión, expresó que el COS era una vieja aspiración de una necesidad imperiosa en el campo sanitario para los ciudadanos. Es un proceso de construcción de un código que tomó cerca de 6 años y que en un análisis extremadamente ligero y superficial y por presiones de otra índole, indiferentes a los de la salud, se lo veta de forma total.

“Pudo haber carencias en la redacción de ciertos artículos lo que permitía se dé el veto parcial, pero con un pequeño ajuste en el articulado podría haber sido aprobado”, dijo.

Añadió que al vetar se privó al país y en especial a Loja de varias cosas como: garantizar una atención oportuna, de calidad y digna, y sobre todo para quienes padecen de enfermedades catastróficas como el cáncer; se privó a la niñez y juventud de una educación en el campo sexual, acorde a la realidad de estos tiempos; a los derechos a la mujer victimizándola porque tendrá que ser penalizada cuando requiera auxilio en emergencias obstétricas; entre otros.

Tendrá que pasar un año para que el Código nuevamente pueda ser analizado y retomado en la Asamblea Nacional, pese a que el Ecuador demanda y exige la aprobación de esta norma por múltiples situaciones que están pasando.
Por ejemplo, “las estadísticas del propio Ministerio de Salud Pública reflejan que el número de niñas en edad de entre 10 y 14 años embarazadas creció sin medida y ahora están cuidando niñas a niños, así como también la violencia de género se disparó con la pandemia”, destacó Carrión.

Por su parte, Carlos Calvache, médico cirujano privado, destacó que en definitiva con el veto parcial del COS son muchas pérdidas, ya que pudo haber un gran avance en el campo sanitario que actualmente el Ecuador necesita.
“Había algunos artículos que debían ser analizados o replanteados porque generaban confusión en los profesionales y la ciudadanía, pero hasta allí, mientras que el resto era un cambio sustancial al sistema de salud, por lo que vetarlo en vez de dar un paso al frente se dio dos hacia atrás”, añadió.

En cambio, Martha Tillaguango, ciudadana religiosa, señaló que aplaude la decisión del presidente de la República, ya que la normativa generaba controversia, porque permitía en uso del cannabis, permitía los abortos en cierta medida y sobre todo se podía entregar artículos de protección a los jóvenes para evitar los embarazos, cuando esto de sebe inculcar en casa y los centros de estudio una actividad sexual con responsabilidad.(I).(FJC).