Max Iñiguez, integrante de la Revolución Ciudadanía: “Persecución terminará cuando Moreno salga del poder”

A correístas se los sigue involucrando en actos de rebelión por el paro de octubre del 2019.

La prefecta de Pichincha, Paola Pabón, Virgilio Hernández y otros dirigentes políticos son procesados por el presunto delito de rebelión luego de las manifestaciones de octubre del año pasado. Algunos militantes del correísmo señalan que esta persecución política sin fundamentos terminará cuando Lenín Moreno salga del poder.

Situación

A los acusados, quienes en su mayoría se refugian en las embajadas, mientras que otros enfrentan a la justicia desde sus casas, los señalaron por ser los mentores de la revuelta de octubre del 2019 o buscaban un golpe de Estado.
Max Iñiguez, integrante de la Revolución Ciudadanía, dijo que vivimos en un Estado no de derecho porque no respeta las leyes, ya que son perseguidos quienes hacen opinión distinta en contra del Gobierno Nacional, por lo que intentan a través de la justicia callarlos.

Prueba de ello, es la persecución política que tiene Rafael Correa, la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, Virgilio Hernández; Christian González, entre otros.

Por ejemplo, a Pabón por un chisme que iba a salir del país fue detenida, cuando en realidad jamás se acercó a alguna embajada a pedir protección o asilo. De la misma manera, este lunes 5 de octubre Hernández fue detenido en los exteriores de su casa por un error en el sistema judicial. A esto se suma con quienes hacen la Revolución Ciudadana están constantemente siendo vigilados con vehículos sin placas, pinchados los teléfonos y más.

Para el ciudadano José Cabrera, llevar a la justicia a quienes presuntamente están involucrados en los hechos de octubre del año pasado es más un tema político que penal, ya que justamente las personas cercanas al expresidente de la República son precisamente las que están enjuiciadas por presunta rebelión.

“Creo que la justicia en el país todavía le falta autonomía, ya que actualmente está siendo utilizada por el Estado para perseguir a quienes piensan en su contra. Esto terminará cuando el actual presidente haya terminado su mandato”, dijo.

Por otro lado, Mauricio Toledo mencionó que la justicia solo está haciendo su trabajo con las personas que trataron de quebrar la paz y por ello ahora están resentidos porque se los involucra con actos que son penados por la ley. “Espero que se haga justicia porque estás personas han hecho mucho daño al país y fueron parte de la década perdida”.(I).(FJC).