Fabiola Barba: “No habrá desvinculaciones en la coordinación Zonal de Salud”

Fabiola Barba, coordinadora (e) de la zonal 7 Salud.

Tras la renuncia al cargo de José Procel a la coordinación zonal 7 Salud, Fabiola Barba quedó encargada de dicha dependencia. La funcionaria señaló que no habrá desvinculaciones, ya que no hay disposiciones de planta central.

Actividades

Barba mencionó que la sociedad lojana está atravesando una situación emergente en la actualidad que es la pandemia de la COVID-19, en ese sentido continuará con el trabajo efectuado por el anterior coordinador, como la vigilancia epidemiológica de la enfermedad, así como el fortalecimiento del segundo nivel de atención médica.

También hará un seguimiento de la parte administrativa para que no haya inconvenientes con los funcionarios y estará atenta en la compra de medicamentos para abastecer a las unidades operativas en caso de requerirlo. “Estaré al frente de esta dependencia hasta que se nombre la persona que venga como titular de la institución y como soy funcionaria de carrera volveré a mis funciones anteriores”, dijo.

Personal

Añadió que por el momento continuarán con el personal existente en la coordinación, no habrá contratos o nombramientos, tampoco desvincularán a funcionarios hasta que haya alguna disposición desde planta central, es decir del Ministerio de Salud Pública.   

Enfermedades

La coordinadora mencionó que en cuanto a las enfermedades comunes, en este tiempo por el tema de las estaciones existe el incremento de males de tipo respiratorio como faringitis, amigdalitis. Es por ello que la ciudadanía debe atenderse porque pueden o no estar relacionadas por la COVID-19, ya que la pandemia no ha terminado y existen cada vez nuevos casos.

En relación a lo que son las vacunas tiene una estrategia denominada “Inmunización” dentro de las cuales se tiene establecido la vacunación, especialmente a los niños menores de un año.

A ello, se suma, la campaña de vacunación contra el papiloma humano (VPH) para niñas de 9 años. La población a vacunar es de 4.700 en Loja. Se aplicarán dos dosis, la primera a las de 9 años y la segunda después de seis meses de la primera; el objetivo de reducir la incidencia y mortalidad por cáncer cérvico-uterino en las mujeres.

“Es importante no descuidar esta vacuna porque ayuda a prevenir el cáncer a nivel del cuello uterino. Con esta estrategia respondemos a un problema de salud pública, mejoramos la calidad de vida y la salud reproductiva de las mujeres”, agregó.(I).(FJC).