Utilizarán la fuerza si los invasores de Punzara no salen por su voluntad

Utilizarán la fuerza si los invasores de Punzara no salen por su voluntad

“Se nos está acabando la paciencia y no estamos para seguir permitiendo que el proyecto de vivienda Jardines del Punzara continúe paralizado por un grupo de personas, por lo que apelamos a las autoridades actuar en base a la ley, caso contrario se utilizaría la fuerza contra los invasores”.

Esas fueron parte de las declaraciones enfáticas que el alcalde de Loja, Jorge Bailón Abad, utilizó para referirse a la situación que está sucediendo con el proyecto de vivienda. Añadió que este conflicto social es originado por una ciudadana que tiene actitudes delincuenciales, ya que Jazmín E. C., Cruz E. T, Segundo M. C., en un documento judicial los señalan como autores y responsables del delito de violación de propiedad privada y que tienen una pena privativa de la libertad de seis meses.

Origen Cooperativa

Por su parte, Humberto Zúñiga, exgerente y delegado del Consejo Administrativo de la Cooperativa de Producción Minera “11 de Julio”, detalló que en el año 1989 en el sector Nambija estaban trabajando de una forma antitécnica, por lo que solicitaron su regulación a las entidades de control y fueron 12 personas los fundadores de esa institución, pero en esa lista no consta la ciudadana Jazmín Castillo, ni el resto de personas que dicen ser propietarios.

En el año 1994 el Estado declara y reconoce el asentamiento de Nambija y le quita de las 699 hectáreas que pertenecían a la Cooperativa 69. “Un grupo de mineros nos hicimos cargo de la entidad y en una resolución señalamos que las personas que no cumplían ciertos requisitos no podrían ser socios”.

“Nosotros en base al sacrificio pagamos deudas y nos aliamos con una empresa para que explote los minerales de las hectáreas restantes, a cambio recibíamos un pago por ello, los recursos los repartíamos entre los socios, sin embargo, decidimos invertir en la compra de un terreno en la ciudad de Loja por la plusvalía”, dijo.

Añadió que, en base a ello, la compra y la venta es legítima, ya que fue un bien de la Cooperativa y lo traspasaron al Municipio de Loja para que haga el proyecto de urbanización.

Mientras tanto los beneficiarios del proyecto siguen esperando que el proyecto se haga realidad. Mirian Jaramillo dijo que no es posible que ya haya pasado un año y ni siquiera están abierta las calles, “nosotros pasamos un dinero una fuerte suma de dinero y cada día nos desilusionamos porque vemos lejanos de tener nuestra casa propia”.(I).(FJC).