Loja y su gesta libertaria

La independencia de Loja tuvo como contexto histórico la gesta libertaria del pueblo quiteño el 10 de agosto de 1809 y la masacre del 2 de agosto de ese mismo año; luego vendría la revolución del 9 de octubre de 1820 en Guayaquil, coincidiendo este hecho con la marcha triunfal que realizaban Bolívar desde Venezuela y Colombia, y el General San Martín desde Argentina y Chile, librando batallas heroicas por la libertad de América. El movimiento revolucionario guayaquileño generó la reacción de otras provincias como lo es el caso de Cuenca que proclamó su independencia el 3 de noviembre y Loja el 18 de noviembre de 1820.

Hay personajes que se destacaron por ser consecuentes con las causas libertarias y otros, que tuvieron acciones totalmente contrarias. Tal es el caso del doctor José María Vásquez de Noboa, Jefe Político y Militar del Azuay, quien solicita al Cabildo Lojano presidido por Don Pío

de Valdivieso su adhesión al movimiento independentista, a cuya solicitud se niega el Cabildo por cuanto sus integrantes pertenecían a los patricios adeptos a la Corona española que trataron por todos los medios posibles boicotear esta justa cívica y patriótica; sin embargo, es el pueblo llano encabezado por Ramón Pinto, José María Peña, Nicolás García, José Picoita y Manuel Zambrano que, firme a sus ideales emancipadores, se organiza y decide proclamar la independencia de Loja y elige como Jefe de Gobierno a Don José María Torres Riofrío.

La fuerte reacción de los realistas defensores del dominio español tuvo su temporal victoria al tomarse las plazas de Cuenca y Loja; pero la presencia de Sucre y los ejércitos libertarios enfervorizó a los patriotas logrando reunificar a las fuerzas libertarias que culminó con nuestra ansiada independencia.

Queda claro que la proclama por la independencia de Loja fue un pronunciamiento de raigambre popular, cuya altiva jornada del 18 de noviembre de 1820 queda impregnada en las páginas de gloria de esta indomable provincia. La historia registra importantes hechos cívicos por los que Loja debe enorgullecerse, tal es el caso de la entusiasta contribución a las campañas que culminaron con la victoria en Pichincha y en Ayacucho, cuyo acontecimiento fue celebrado fervorosamente por el Cabildo de Loja.

Cuando el Libertador Simón Bolívar terminó la entrevista con San Martín en Guayaquil, cumplió su anhelado sueño de visitar esta tierra para agradecer al pueblo lojano por contribuir con elevada consciencia cívica a las justas causas de la independencia americana, hito histórico que fue se cumplió el 10 de octubre de 1822.

Que estos acontecimientos históricos sirvan a la generación actual para abrir espacios de reflexión sobre el elevado papel que Loja tiene que cumplir en pro de sus derechos y sus sentidas reivindicaciones. Que este 18 de noviembre nos permita reencontrarnos con lo que fuimos, con lo que somos y con lo que aspiramos ser, uniendo esfuerzos y voluntades; pensamiento y acción; valor y constancia y… manteniendo siempre en alto la antorcha de la dignidad por los derechos de Loja.