Espíndola y sus parajes naturales que lo rodean

Rodeada de una amplia gama de atractivos turísticos se encuentra Espíndola, ubicada al sur de la provincia, a 135 km de distancia del cantón Loja. Cuenta con un clima que varía entre templado y subtropical. La jurisdicción tiene gran biodiversidad, en sus 521 km² de superficie.

Sistema Lacustre de Amaluza

El sistema lacustre de las lagunas de Jimbura representa uno de los principales sitios turísticos. En este sector se encuentran las lagunas más grandes del Parque Nacional Yacuri (agua de oro); además, en el lugar se puede visitar: Arenal, Chuquiragua, Arrebiatadas, Cogote, Potrero del Medio y Huicundos.

Cascadas del Airo

La parroquia El Airo, llamada así por los vientos que se desprendían de ella y las bondades que se recibían por la altura de su cordillera, cuenta con un total de 3 cascadas: La Palma, Bocatoma y La Pila Encantada. Están ubicadas a unos 30 minutos de la cabecera parroquial.

El cerro del Diablo

Es un sitio ideal para el turismo ecológico de montaña, para llegar a la cima se debe caminar alrededor de 2 horas, cuenta con un mirador natural desde donde se puede admirar un panorama de los cantones Espíndola y Calvas. Su nombre deriva según los moradores, porque el perfil del cerro, observado desde cierta distancia, toma la forma de la cara del diablo.

Cerro Guambo

Mirador natural muy concurrido por excursionistas que quieren practicar turismo ecológico de altura; en su cúspide se puede

acampar y hasta pasar la noche en carpas o tiendas de campaña. Se ubica en la parroquia Bellavista. Desde la altura se puede observar varias parroquias de Espíndola y departamentos del Perú.

Las cascadas del Peñón del Diablo

Entre el barrio La Cofradía y la parroquia Santa Teresita pasa el río Jurupe que nace en la laguna de Marcola, en el sector de Lipia, el agua se precipita acrobáticamente entre las breñas del cerro del Diablo y forma hermosos saltos de agua, que al lanzarse al abismo dan la impresión de mantos blancos de nieve que se cuelgan. Está ubicada a una hora de la ciudad de Amaluza.

El valle de Huancolla

Más conocido como el Ingenio. Hermoso paraje de clima subtropical y muy productivo de frutas de toda índole, sobre todo cítricas. En la parroquia cultivan abundante caña de azúcar.(I)