Sexto festival de las artes y música para cantarnos libertad y humanismo

Campos Ortega Romero

Al cerrar el escenario del VI Festival de las Artes Vivas hacemos las siguientes reflexiones las expresiones artísticas y su importancia para el desarrollo cultural popular. Las prácticas culturales constituyen herramientas para interpretar y reflexionar el contexto donde vivimos, la necesidad de repensar en el campo cultural y el desafío de continuar democratizando los procesos patrimoniales.

En este sentido, el papel de la cultura es trascendental para lograr identificar aquellos procesos sociales e históricos que nos interpelan. “Los bienes, objetos, prácticas y acciones culturales surgen como resultado de procesos sociales que todo el tiempo están comunicando lo histórico. No hay una cultura sacralizada, establecida o alternativa, esas son solo etiquetas. Para nosotros la cultura es lo que los actores hacen y comunican desde su entorno”, señala la socióloga argentina y docente universitaria Soledad Rolleri, docente de la Facultad de Ciencias Sociales de Buenos Aires, Argentina.

Frente a este señalamiento, surge la pregunta de rigor, ¿Que es la cultura y cómo afecta al arte? según la RAE (Real Academia Española) la cultura es el conjunto de conocimientos que nos permite desarrollar un juicio crítico, definiéndolo como el conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico e industrial en una época, grupo social, etc. Lo queramos o no, la cultura que tenemos afecta a nuestra vida diaria, desde el lenguaje con el que nos expresamos, los libros que leemos, la danza que admiramos, las obras de teatro que disfrutamos, las ocurrencias jocosas de los payasos, la música, universal, tradicional, folclórica, regional o local, está marcado por la cultura en la que nos desarrollamos. Pero este tema es todavía más profundo: la cultura se traslada a lo que hacemos pensamos y sentimos cada momento.

Las artes o manifestaciones artísticas culturales, no responden, muchas veces a las necesidades de usos que tienen los “diseños o productos industriales”, por ello representan otro tipo de utilidades para el ser humano, el desarrollo de la sensibilidad, la creatividad y la imaginación, también renovación de valores y hábitos estéticos de apreciación. Las artes nos proponen la búsqueda incesante de un conocimiento especial sobre el hombre y sus sociedades que no se equiparan al que proporcionan la ciencia y la filosofía. No obstante se han dado diálogos muy fecundos e influencias recíprocas entre las artes y otras disciplinas científicas y humanísticas. Las manifestaciones artísticas también son producto de inspiración al tiempo que se nutren de otros productos y manifestaciones de la cultura estética como la artesanía y los comics, por señalar ejemplos.

Con estas reflexiones señalamos que los artistas se constituyen en trabajadores del campo cultural, donde sus producciones no son pensadas como productos finales aislados de su contexto. “El objeto cultural no solo es el producto que se muestra sino que es todo lo que suceda a su alrededor: la generación de pensamiento crítico, la discusión, los relatos y las narrativas de aquello que se produce” reconoce Rolleri. “La cultura es el acto y su relato comunicacional, lo que implica la interacción entre esos elementos”, define.

Con emoción señalamos que la importancia del Festival en mención es que nos enseña, que las manifestaciones artísticas tienen oídos para escucharnos, palabras para hablarnos, noches para contarnos, laberintos para perdernos, música para cantarnos la libertad y humanismo y no como una simple mercancía. Porque todas las manifestaciones constituyen un producto humano que tiene como fin como misión vital la comunión y encuentro con el ser humano, que permite ampliar nuestros conocimientos, nuestras capacidades inventivas ya individual o colectiva, para la realización del Arte como práctica emocionante, vinculante, pensante, energizante es decir acción de vida. Himno de la gallarda, niñez y juventud lojanas, alegría de todas las mujeres y hombres de todas las edades de este girón de la patria, Loja, guardiana sin relevo del sur de la Patria. Así sea.