En 15 días CNE resolverá si revocatoria de Lasso procede o no         

Eduardo Ochoa Ochoa, analista jurídico de la localidad; Fernando Cruz Riofrío, abogado y presidente del Movimiento Progresa.

Tras el pedido de la Coordinadora Popular para impulsar el proceso de revocatoria de binomio Guillermo Lasso y Alfredo Borrero, electos en abril de 2021. El mandatario tiene siete días para su impugnación. El anuncio trae varias opiniones a nivel local y nacional.

Dentro de este proceso, en 15 días el Consejo Nacional Electoral (CNE) deberá resolver si la revocatoria procede o no. En caso de que la respuesta sea aceptada, la Coordinadora iniciará con la recolección de rúbricas. Se necesitarían casi 2 millones de firmas de respaldo.

Para analistas jurídicos y   quienes están vinculados con algunas organizaciones políticas de la localidad, en diálogo con Diario Crónica, consideran que este es un derecho que está garantizado en la Constitución.

Fernando Cruz Riofrío, abogado y presidente del Movimiento Progresa, indica que este pedido es parte del derecho a la democracia que tienen los ecuatorianos.

Al ser un mecanismo reglamentado, dentro de la democracia directa en la que se incluye la revocatoria de mandato; cualquier autoridad de elección popular una vez cumplido el primer año puede someterse a este proceso.

Incidencia

 El profesional agrega que, en el caso del Presidente se requiere el respaldo de un número no inferior al 15% de inscritos en el último registro del padrón electoral.

De concretarse este proceso, esto llevaría su tiempo porque el número de firmas que se requieren es elevado. A decir del jurista, esto responde más bien a una injerencia de “tinte político” solicitado por un sector que se denomina de “oposición al gobierno”.

Decisión

De acuerdo a la Coordinadora Popular, el pedido de revocatoria lo hace por incumplimiento del plan de trabajo propuestos por Guillermo Lasso.

El analista jurídico de la localidad, Eduardo Ochoa Ochoa, agrega que la    solicitud de revocatoria, es un derecho de los ciudadanos a elegir y también  a  quitar  la figura de gobernar.

Agrega que, aunque se lo quiera ver como un “desquite politiquero”, al final será el pueblo, quien tenga la decisión de revocar o no del poder al Mandatario, concluye el profesional. (I)

Dato

El pedido de revocatoria, faculta a los ciudadanos a terminar democráticamente el mandato de las autoridades de elección popular; una vez cumplido, el primer año de gobierno y antes del último.

En las elecciones presidenciales de abril 2021, el padrón cerró en poco más de 13 millones, por lo que necesitarán cerca de 2 millones de firmas.