“Cecinas Mary”, y sus comienzos culinarios

María Macrina Robles, propietaria de los restaurant Mary 1 y 2

¿Cuántos años lleva administrando estos restaurantes?

Llevo dedicándome cerca de 30 años a la cocina. He trabajado en diferentes parroquias y provincias, como El Cisne y Guayaquil.

El local de cecinas Mary 1 está ubicado en la avenida Catamayo entre Alonso de Mercadillo e Isidro Ayora en el edificio propio que compró; le hizo los arreglos necesarios. Tiene tres secciones, con una capacidad para 60 personas. -Foto tomada a las 22h58 cuando cerraba el local.-

¿Qué platillos ofrece en su local?

 Ofrecemos la especialidad de la casa como: caldo y estofado de gallina criolla, carne de chancho asada con arroz y menestra, alverjas con guineo, y otros.

Comidas que he aprendido a través de la experiencia, a lo largo de los años.

¿Cómo fueron sus inicios en la gastronomía?

Empecé desde muy joven, trabajando con mi mamá, como empleada de unos señores Mora lugar en el que aprendí a cocinar observando lo que hacía mi madre. Siendo sincera -no he tenido estudios gastronómicos profesionales-, simplemente es mi habilidad y sazón. Con el transcurso de los años emprendí en mi propio restaurante, en un principio arrendando y después logrando comprar mi propio local.

¿Cree usted que ha alcanzado el éxito?

Gracias a Dios, he logrado hacerme conocer y obtener una clientela fiel, logrando salir adelante junto con mi familia.

¿Cuántas personas trabajan en su restaurante?

Es un negocio familiar por lo cual son mis hijas las que me ayudan con las labores necesarias.

Ellas reciben un sueldo, además de la afiliación al seguro, en total somos diez personas que trabajamos.

¿Usted se encarga personalmente de cada platillo?

 Sí, siempre superviso personalmente que cada platillo tenga los ingredientes y el sabor perfecto para mis comensales.

A mis hijos y trabajadores les enseño que es necesario poner amor en la cocina y no escatimar en productos. “Hay que cocinar como si fuera para nuestra propia familia, poniendo todo el amor y esfuerzo para que todo salga bien”.

¿Qué recomienda a las personas que quieren emprender?

Que no se dejen vencer por las adversidades, que busquen trabajo en lo que sea honrado. No es necesario tener estudios para salir adelante, poco a poco podemos hacer de Catamayo un lugar mejor y productivo.(I)