Don Hugo Martínez y el Archivo Histórico de Loja

Numa P. Maldonado A.

Un venturoso día de 2015, cuando fui a conocer  la nueva faz del Archivo Histórico Municipal de Loja (AHML), ubicado en el Centro  de Convenciones San Juan de Dios (antiguo Hospital de Loja), tuve la grata satisfacción de encontrar  en la sala de archivos, pulcra, amplia  y acogedora, a Don Hugo Martínez. Buscaba,  entre el legajo de manuscritos, ahora sí  ordenados en estantes y en adecuados depósitos de cartón referenciados, sistematizados y desinfectados,  información de fuentes primarias  sobre ciertos acontecimientos de la Historia del Transporte de Loja. Me parece que Ileana Armijos, una competente funcionaria del AHML,  lo atendía en forma diligente… Esa es la imagen que guarda mi retina y mi memoria del primer encuentro con Don Huguito, como cariñosamente lo llamamos sus compañeros  y amigos, a este excepcional profesional del Volante, en el área del taxismo, consejero provincial y extraordinario ser humano.

Fue un encuentro casual pero fructífero porque meses después,  con otros amigos con iguales inquietudes, incluidos varios estudiantes de la UNL que regularmente concurrían a realizar pasantías en el AHML, fundamos el Voluntariado “Guardianes de la Memoria” el día 3 de marzo de 2016.  De manera que Don Huguito, como cariñosamente lo llamábamos, fue  socio fundador y uno de los más entusiastas miembros del Grupo, junto a Yolanda Ruiz (+), Rina Sánchez, Franklin Sánchez, Paul Ramírez, Rodrigo Villamagua, César Correa, Pamela González,  José Carlos Arias, Numa Maldonado, entre otros, para colaborar con el Archivo en varias actividades, principalmente de investigación y difusión de la Historia de Loja.

Así, para dar estructura al libro “Cortezas de Esperanza”, Don Huguito fue el principal gestor del trabajo de campo como guía por las laderas del Uritusinga y la quebrada de Rumishitana (el posible sitio del descubrimiento de la cascarilla o quina, por el cacique palta-malacatos, Pedro Leiva, según la leyenda); en la limpieza y ordenamiento de varios manuscritos del Convento de San Sebastián,  en el trabajo inicial de la historia de varias calles de Loja, como ponente del Congreso Educere, con una interesante y amena charla que recordaba su paso por el Consejo Provincial de Loja, en calidad de honesto y visionario consejero provincial…   

El 12 de abril pasado, Guardianes de la Memoria decidió recobrar la forzada inactividad, de cerca de dos años, por causa de la pandemia y por el deceso de nuestra querida compañera y presidenta, Yolanda Ruiz.  Y justamente, como primer vocal de la Nueva Directiva, fue electo Don Huguito, quien, como en el primer día de nacimiento institucional, empezó a trabajar con su acostumbrado entusiasmo: propuso, en primer término, el rescate del olvido del nombre del ilustre sacerdote Eliseo Alvarez Sánchez, particularmente el nombre de la escuela femenina fundada  por él, con su generosa auspicio económico, que llevaba su nombre y desde hace pocos años, inconsulta  e injustamente, borrada del registro ministerial…  

Y de pronto nos queda su recuerdo y su ejemplo… La memoria de sus amenos relatos con mucho de interesante historia oral de Loja, su  tono afectuoso de voz, su sonrisa agradable, sus proyectos de hombre de bien… 

Querido compañero y amigo: Descanse en PAZ