Que se ponga fin a la guerrilla y su accionar

Efrén Sarango Palacios

La guerrilla colombiana

muchos muertos ha causado

mucho miedo ha fabricado

con tremenda mala gana.

Sí señor, en su estampida

asoló las poblaciones

y en algunas ocasiones

sin respeto por la vida.

La guerrilla sin sentido,

sin un norte ni objetivo

era un bicho repulsivo

que obnubila los sentidos.

A su paso pelo en pecho

muchas víctimas dejaron,

y también soliviantaron

el estado de derecho.

Hoy renace la esperanza

y se eleva por los cielos

sin vergüenzas ni recelos

con prolífica confianza.

Sí señor, es muy seguro

que se firmen los acuerdos

entre líderes bien cuerdos,

con paciencia y no al apuro.

Han pasado muchos años

en su lucha mojigata,

su consigna pura “lata”

entre crímenes y engaños.

Todo el pueblo les exige

que terminen la violencia

y otros actos de inconsciencia

que a los buenos nos aflige.

Su mandante ha ofrecido

el apoyo necesario

con talante solidario

en su suelo tan querido.

Que se firmen de inmediato

los acuerdos y armisticio

y terminen los suplicios

… lo decreto en este rato!