Los héroes del emprendimiento

Por: Sandra Beatriz Ludeña J.

María Yolanda Castillo L.

Personaje: Sonia Enith Espinosa Vélez

Tipo de emprendimiento: Cultural

Nombre del Emprendimiento: Sonia Espinosa Vélez canta-autora.

Rama de actividad económica: Música y Cultura

Su nombre es la marca, su legado musical viene desde cinco generaciones atrás, se trata de una canta-autora lojana que ha desplegado una fecunda carrera artística basada en su vocación por la música.

Historia: Se inició a la edad de cinco años, cuando su madre le hacía un escenario para que cante a las visitas. Depende de una familia de músicos y compositores. 

El padre de Sonia, don Byron Espinosa Castañeda de origen Imbabureño y profesor de música, se dedicaba al canto y ejecutar instrumentos musicales, su madre doña Herminia Vélez Ojeda fue profesora y cantante.

Los hermanos Marco Tulio y Miguel Vélez Valdivieso, tíos de Sonia por parte materna tenían un dúo y así los demás se dedicaban  a hacer música.

Cuenta que su abuelita Ernestina Vélez tenía un salón llamado Victoria, en la calle 18 de Noviembre y Colón, lugar de reuniones de la familia para la música. Allí existía un arpa que adoraba y que no se usaba, deseándola para ella, pero, al no pedirla, un día desapareció; cuando supo el destino trágico de su anhelado sueño, lloró de pena.

Sus primeros estudios de música los hizo en la Academia de Artes Santa Cecilia, también aprendió danza clásica y folclórica. Por esto fue llamada a un concurso de canto, ganándolo e ingresando al Conjunto Universitario de Loja, dirigido por Edgar Palacios. Estudió guitarra y música con el maestro Galo Terán.

A pesar de laborar en varias instituciones, siguió cultivando la música. Sonia es canta-autora, las letras románticas las hace cuando está nostálgica; y alegres cuando hay gozo.  Desarrolla cualquier género, más, prefiere bolero, pasillo y vals.

El maestro Julio Bueno Arévalo, director de Cultura del Municipio de Quito, por pedido del Alcalde Rodrigo Paz, la llevó a trabajar como profesora, el equipo estuvo integrado por César Chauvin, César Valladares y Carmen Grijalva,  formando cuarteto, trío, dúo, y también actuó como solista.

Fue nominada por la Corporación de Estímulo y Capacitación Integral de la Mujer CECIM, al premio Eugenio Espejo año 2021 y le parece justo que se cree uno como este para los artistas de Loja.

Lo más sobresaliente de su producción es el álbum denominado “Loja paisaje musical” dedicado a la provincia de Loja, donde habla de costumbres, tradiciones y fechas festivas. Este álbum tiene música tropical, cumbia, merengue.  Escuchándolos el oyente conoce Loja. Sirve como material didáctico para aprender la historia de la provincia.  

Sonia conocedora de música habla del sincopado (cuadratura del ritmo en la vocalización) como una forma de saber cantar, técnica que práctica.

Tiene 20 discos, cuenta con 190 composiciones de las cuales 60 están grabadas, publicadas e inscritas en Sociedad de Autores y Compositores del Ecuador SAYCE.

En su afán social integró una banda urbana que actuaba en asilos, centros de mendigos y cárceles con el fin de alegrarlos, comparte esta anécdota: “Un abuelito sintió tanto el sonido de los instrumentos que pidió una guitarra para tocar, haciéndolo tan emocionado que no le importó esforzar sus dedos entumecidos, por el placer de unos instantes”.

Tiene espíritu cívico nacionalista; recorrió cada pueblo cantándole sus bondades, hace temas turísticos.  Interpretó “Loja en Septiembre de Flores” que es himno de la feria lojana, se queda en los oídos por el ritmo alegre del pasacalle; hicieron bien: Blanquita Cano Palacios y Antonio Castro al darle a esta hermosa voz, tan poética composición que identifica los valores y tradiciones de Loja.   

Forma de trabajo

Nunca para: planifica, propone, gestiona sus proyectos y le apoyan los Municipios con sus orquestas. Hubo el Concierto Sinfónico “Entre Amigos: Volver a Empezar, 50 años de Trayectoria Artística: Sonia Espinosa Vélez” quer se dio el 11 de agosto del presente año, en el Teatro Bolívar.  Promociona sus discos en los conciertos; logra auspicios para entradas libres.  Así el Vals titulado “Llegó el punto final”, lo grabó y está a la venta.

No encuentra obstáculos, no hay imposible para ella, las dificultades están en los temores, anticipándose tal vez a lo que no va a pasar.

Forma de negocio

No todo su trabajo musical tiene un precio, a veces hace presentaciones gratuitas, por causas sociales; también, cobra tarifas simbólicas, de acuerdo al evento.

Mensaje: Todo proyecto propuesto se lo hace con entereza, paciencia, voluntad y  corazón.

La encontramos: en la ciudad de Loja: Azuay entre Bolívar y Bernardo Valdivieso.- Casa de la familia Vivanco Vélez. Teléfono: 0997514741.