Hoy inicia la romería: La misión de “Los gancheros” de la Virgen de El Cisne

Los gancheros sin importar el frío o calor, custodian la imagen de la Virgen de El Cisne.

Este 17 de agosto, inicia la Romería de la Virgen de El Cisne, desde tempranas horas salió desde su Santuario rumbo a San Pedro de la Bendita.  Un trabajo sacrificado, pero con fe y amor es el que realizan los “gancheros” o custodios de la “Churonita”.

Resguardar sigilosamente la imagen de la Virgen de El Cisne es la labor que cumplen los “gancheros”, quienes durante 74 kilómetros desde el Santuario hasta Loja tienen esta misión transmitida de generación en  generación.

Diario Crónica contactó a Omar Viñamagua Murquincho, quien forma parte de un grupo de “Gancheros” de la Virgen de El Cisne. Dice que en total son alrededor de 45 personas. Precisamente, ayer se reunieron para ultimar los detalles de la romería.

Hace 21 años inició con esta labor, es nativo de la parroquia El Cisne, pero al igual que sus compañeros, también “gancheros”, salieron de su ciudad natal a otras provincias.

Devoción

Omar radica en Loja, es abogado y cada año por amor y fe a la Virgen hace una pausa a su trabajo, para llevar en sus hombros a la “Churonita”.

Sin importar el frío o calor se convierten en custodios y de forma gratuita realizan esta actividad. En el trayecto gente generosa les comparte agua y algo de alimento.

Ayudar

Desde tempranas horas llegan a la Basílica. Se denominan “gancheros” porque sus brazos se convierten en una especie de gancho para ayudar al devoto a cargar a la Sagrada Imagen.

Hay otro grupo que custodia la corona y joyas de la Virgen de El Cisne. Pidió a los fieles colaboración, orden y sobre todo ir con “devoción y amor”.

 Vestido

Omar cuenta que este 17 de agosto, la “Churonita”, en el trayecto El Cisne- San Pedro de la Bendita, usará un traje donado por su familia Viñamagua Picoíta.

Es un hermoso vestido de caminante, confeccionado en Cuenca. Desde hace 22 años realizan este acto de generosidad. 

Apoyar

Muchas personas desconocían esta labor. José Medardo Guamán, ciudadano lojano, dice que todos los años camina junto a la Virgen de El Cisne, desde Catamayo hasta Loja.  Califica de positivo el trabajo de quienes se dedican a cuidar a la venerada imagen. (I).

DATO

Los “gacheros” son encargados de dirigir el orden en lo que respecta el custodio de la Virgen de El Cisne, que también está a cargo de los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.