En desbandada…

Efrén Sarango Palacios

El partido de gobierno

baila en franco deterioro

por los actos sin decoro

que se vienen como invierno.

Cunde el tedio y despelote

a lo interno del partido

que se muestra dividido

y la crítica es azote.

Sus cabezas principales

amenazan con marcharse

de a poquito y alejarse

por los verdes saucedales.

La estampida es evidente

y de a poco van saliendo

(en cortito maldiciendo)

contra ciertos dirigentes.

Andan bravos y cabreados

dice ellos, a la vista,

que “han metido correistas”

en los puestos más pesados.

Jajaja, los señoritos

alistaban sus carpetas,

pero nada, en la completa

aspiración de algún puestito.

Se los nota cabizbajos,

engañados por don Lasso

y esperaban de un plumazo

que les “caiga” algún trabajo.

Como ven compañeritos

todos fuimos embaucados,

todos fuimos enlelados

con discurso tan bonito.

El partido de don Lasso

se lo mira casi chiro,

no hay votantes, no me admiro,

por su tísico fracaso.

Los afectos a don Guillo

andan tristes, preocupados,

la alegría se ha escapado

entre puestos y capillos.