Padre Fausto Arévalo “Busqué el camino de Dios tras vivir una buena vida”

Padre Fausto Arévalo, religioso que pertenece al Movimiento Camino Neocatecumenal de Loja.

El Padre Fausto Arévalo, es un religioso que pertenece al Movimiento Camino Neocatecumenal de Loja. Él es oriundo  de la provincia del Azuay, cantón El Pan.

En el movimiento lleva más de 30 años, tiempo que se ha dedicado a mostrar a la ciudadanía a través de la palabra, el camino de Dios.

En diálogo con Diario Crónica contó que luego de cumplir 50 años y haber vivido su vida (trabajo, familia, diversión y más) decidió seguir este camino del Creador para estar más cerca de él. “Lo tenía todo, pero sentía que no me llenaba ese vació que tenía, sin embargo, cuando me acerque a Dios pude encontrar esa paz que necesitaba”.

Pandemia

El sacerdote agregó que antes de la pandemia había pobreza por la falta de fuentes de trabajo y demás situaciones, pero cuando llegó la enfermedad todo se complicó, especialmente en el tema económico. “La gente del campo fue quien sufrió más debido a que no podían salir a los pueblos o a su vez les adquirían sus productos a cosos mínimos”.

Cree que estos inconvenientes llevó a que mucha gente busque el camino de Dios por la angustia que sentía y fue quien les dio fuerza para sobrevivir a este mal que dejó mucho daño.(I).