Luego de 6 meses ayuda no llega a comunidades afectadas    

Construcción de las nuevas viviendas no se concreta en la parroquia Gualel.

El crudo invierno de marzo pasado, causó serios estragos en algunas parroquias rurales del cantón Loja. Gualel y Taquil fueron las más afectadas. Sin embargo, la ayuda definitiva y recursos emergentes comprometidos a estos sectores para intervenir, no llegan.

En marzo y abril pasado, las fuertes lluvias azotaron a zonas rurales del cantón Loja. Casas destrozadas a causa de la crecida de quebradas, colapso de alcantarillas, familias evacuadas, albergues improvisados, fue el panorama.

Desde entonces y a pesar de a ver transcurrido 6 meses, la situación es la misma. Cuando sucedieron los hechos autoridades a nivel local y nacional visitaron Gualel, una de las parroquias perjudicadas. Hubo una ayuda temporal, entrega de kits y otros enseres, que no solucionaron la problemática.

 Franco Angamarca Sisalima, presidente del Gobierno Parroquial de esa localidad, en diálogo con Diario Crónica, precisa que, desde la visita del Ministro de Gestión de Riesgos, a mediados de marzo pasado, el único avance son los estudios de los sitos sensibles en donde se produjo el deslizamiento de tierra, pero tampoco se socializan.

Pendiente

A decir del dirigente, debe concretarse el apoyo en lo relacionado a construcción de tres viviendas destrozadas y 30 casas más, con daños en su infraestructura que están a punto de colapsar.  

La vialidad, es otro problema que preocupa.  En los sectores: El Ari, Bahen y San Francisco, existe socavamiento de tierra. “En este caso por parte de la Prefectura de Loja, no existe intervención”.

De igual forma, luego de cuatro meses de estar en mal estado, hace pocos semanas se arregló una alcantarilla en el sector El Panecillo, por  parte del Municipio de Loja.  Es decir, “la ayuda es a cuenta gotas”. No existe un empoderamiento institucional con respecto al problemática de Gualel. Se comprometió un recurso emergente, “pero no se ha hecho efectivo”, agrega Angamarca Sisalima.

Culminar

Mario Benavides Rojas, director de la Secretaría de Gestión de Riegos (SGR), en la Zona 7,   reconoce que la ejecución de los estudios llevaron su tiempo. Sin embargo, una vez culminados fueron entregados al Municipio de Loja. “Deberá buscarse el terreno más óptimo para construir las viviendas”.

En lo relacionado a la ayuda comprometida en otras áreas, precisa que, se coordina con las instituciones para que de acuerdo a sus competencias intervengan.(I).

DATO

En marzo pasado varias viviendas fueron afectadas por el crudo invierno.