Clase Amarilla pide más control de la informalidad

La clase amarilla pide más control de la piratería, un problema que pese a la insistencia no pude controlarse. Según dirigentes, existe un negociado de este tipo de labor. Esperan que las nuevas autoridades puedan resolver el inconveniente.

A diario se observan distintos vehículos particulares realizando carreras en la urbe lojana; para algunos usuarios, su costo es más económico, pero para otros en cambio resulta en una actividad peligrosa.

En diálogo con Diario Crónica, usuarios y transportistas dan su punto de vista.

Juan Carlos Apolo, ciudadano lojano, dijo que, frecuentemente, utiliza un taxi para dirigirse a su lugar de trabajo. “En ocasiones los carros particulares que prestan este servicio son más económicos”.

Mery Montalván Díaz, estudiante universitaria, en cambio, indicó que, por seguridad, prefiere hacer uso de los taxis legalizados.

Situación

El presidente de la Compañía de Taxis Eléctricos, Darwin Mosquera Pardo, indicó que este es un problema que afecta, no solo a la clase del volante, sino a la ciudadanía, que está expuesta al peligro.

 “Desde la pandemia esta situación se incrementó y no puede ser controlada por parte de las autoridades”. Es urgente que intervengan, puntualizó el dirigente.

Control

En el cantón Loja, existen 41 operadoras, entre cooperativas y compañías, en total 1. 720 unidades están debidamente legalizadas, indicó el presidente de la Unión Provincial de Taxistas, Diego González González.

“Rechazamos esta situación porque ciertas personas se aprovechan para hacer un negociado de la informalidad”. A decir del dirigente, hay ciudadanos que tienen de cuatro a cinco unidades que brindan el servicio, “y no lo hacen por necesidad”.

Piden a las nuevas autoridades que asumen funciones en mayo próximo, un mayor control y presentar ordenanzas que acabe con la problemática. (I).

Dato

En el cantón están registradas 41 operadoras.

1.720 unidades legalizadas.