¡Al ring!

Con respeto me dirijo

don Franquito “10 de brillos”

a pedirle algo sencillo,

no es pesado crucifijo.

Literal, somos sus hijos

y venimos a pedirle

con respeto, no a exigirle,

muchas cosas importantes

poco a poco, no en instantes

con el fin de no aburrirle.

Una tregua de tres meses

es muy justo que le demos

y hasta entonces esperemos

que transcurra sin reveses.

Mi “suquito” tal parece

que la city está atascada;

mucha gente contratada

sin oficio en el cabildo

dijo ayer don Leovigildo

que reside en La Alborada.

Falta mucho, mi Franquito,

por hacer en esta Loja

que trasluce su congoja

y precisa una manito.

Por ejemplo, solicito

que tapones tanto bache,

des “camello” a los de agache

que consumen presupuesto

y que ocupan muchos puestos

entre copas y bailache.

No te olvides Quezadita

que las calles y portales

sin las ventas informales

se las mira más bonitas.

Te recuerdo que el agüita

precisamos diariamente

para el uso de la gente

en comida y en limpieza

desde el rabo a la cabeza

y lavado de los dientes.

Hay muchísimo que hacer

en los ríos, los senderos,

las aceras, los viveros

y otras cosas que hay que ver.

No se puede posponer

el trabajo en los mercados,

en los parques desaseados,

el zoológico también;

mejorar el Cibertren

y los barrios olvidados.