Finanzas para emprendedores…

(Segunda parte)

Diego Lara León @dflara

Esta semana me permito completar mi aporte con respecto a las 5 reglas que deben manejar los emprendedores para tener unas finanzas sanas. El viernes anterior analizamos las dos primeras reglas: Primera. – Nunca dejar rezagado el control de las finanzas, y, Segunda. – Separe las finanzas personales de las finanzas del emprendimiento.

Tercera regla. – En las primeras fases de su negocio (arranque y crecimiento) únicamente realice adquisiciones que permitan mejorar su productividad y su eficiencia. Todos los gastos que no sean necesarios deben quedar prohibidos en su emprendimiento. No compre un carro nuevo, a menos que sea para la logística de la empresa. Para hacer esas adquisiciones consiga una deuda barata, nunca use su tarjeta de crédito para financiar esos gastos, la tarjeta es la forma más fácil de obtener crédito, pero es la forma más cara de endeudarse.

Cuarta regla.- Aprenda a diferenciar entre lo que es un gasto fijo y lo que es un gasto variable. Un gasto fijo, por ejemplo, es el costo del alquiler de un local comercial, Ud. debe pagar el canon de arrendamiento haya o no haya generado ventas, es decir, debe pagar mensualmente una cantidad fija. Un gasto variable es el consumo de energía eléctrica en su planta de producción, a mayor producción mayor consumo y mayor pago de este servicio, si produce menos, gasta y paga menos. Su meta debe ser reducir al mínimo los gastos fijos y que la mayor parte de sus gastos sean variables. No se asuste si sus gastos variables suben, eso significa que está produciendo más.

Quinta regla. – Diversifique, ¿A escuchado decir “no hay que poner todos los huevos en la misma canasta” ?, ese consejo hay que aplicarlo a su negocio. Lo que sucede en una familia, sucede también en un emprendimiento. Si una familia depende exclusivamente de los ingresos de uno de sus miembros, esa familia vive en constante riesgo, si por alguna circunstancia desaparece esa fuente de ingresos, la familia tendrá serios problemas. Lo mismo pasa en la empresa, nunca dependa de un solo producto, es decir, diversifique productos en un primer momento, eso se llama diversificación horizontal.

Cuando su empresa haya crecido, piense en diversificar las líneas de negocio, eso se llama diversificación vertical, por ejemplo, si Ud. está en el negocio de la panadería, piense en iniciar otro negocio de venta de maquinaria.
Diversifique también su mercado, es muy riesgoso depender de un solo cliente o de un grupo reducido de clientes, amplíe su mercado, consiga más clientes.

Finalmente SUEÑE EN GRANDE Y EMPIECE CON POCO. Sueñe en exportar y empiece por el mercado local. Cuando uno inicia debe hacer muchos ajustes, es preferible ajustar un proyecto en pequeño que ajustar un proyecto en grande. Es más fácil aprender a conducir un pequeño auto que un gran camión.

¡¡¡Hasta el siguiente viernes!!!