Sufrimiento versus la inconciencia ciudadana

En la provincia de Loja los casos de la COVID-19 siguen aumentando, al momento se registran 1058 casos positivos. Familiares de pacientes con la enfermedad y médicos llaman a la ciudadanía a tomar conciencia.

Situación

Diario Crónica conversó con dos personas que viven de cerca la enfermedad y como es el sufrimiento de ellos, al ver que el virus podría detener la vida de su familiar o sentirse incapaz porque cada día llegan más personas a las salas de los hospitales.
Mirian S. P. vive en un barrio al norte de la ciudad de Loja. Ella contó que su esposo de repente presentó síntomas parecidos para la COVID-19, por lo que decidió realizarse la prueba y lastimosamente dio positivo.

Él estuvo resguardando reposo en su casa, pero la salud empezó a complicarse y fue llevado al hospital. Allí permaneció unos 10 días, luego volvió a su hogar donde la situación es compleja. “Tenemos 3 hijos (12, 8 y 5 años de edad), sin embargo, los menores quieren estar con su padre; pero él se alejó de ellos por el temor a contagiarlos”.

Indicó que muchas de las veces sus retoños lloran porque su padre no está con ellos. Eso le hace sentir triste y parece que la familia se derrumba, pero tratan de seguir adelante. También la economía cada vez se debilita debido a que el único sustento del hogar está enfermo.

Trabajo

Por su parte, Magali S. Puglla trabaja como enfermera en un hospital de la localidad. Ella explicó que, tras la llegada de la pandemia, su labor se duplicó y en las últimas semanas se triplicó por al aumento de casos en la ciudad y provincia.

Es doloroso ver a pacientes que llegan con las dolencias, pero más aún cuando la enfermedad les gana y fallecen. Por ejemplo, en una ocasión un paciente llegó a la casa de salud, fue hospitalizado y horas más tarde ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos por su estado crítico; luego de 5 días de luchar por sobrevivir perdió la batalla y falleció.

Lo difícil fue decirles a sus familiares que había fallecido, ya que ellos tenían la esperanza de que se iba a recuperar. “Nosotros más que médicos somos seres humanos también nos duele que un integrante de un hogar se vaya de este mundo, pese a nuestro esfuerzo y dedicación”.

Reflexión

Estas dos personas entrevistadas piden a la ciudadanía lojana a tomar conciencia, no tomar al virus a la ligera porque los hospitales ya no dan abasto y muchas vidas se están perdiendo en la ciudad y provincia de Loja. Hacer caso a las autoridades cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad (mascarilla, lavado de manos y el distanciamiento).(I).(FJC).

-Médicos ayudan a los pacientes con el virus; familias rezan porque se recuperen; mientras que la ciudadanía parece olvidarse de la enfermedad.
-En el cantón Loja se registran 888 casos de coronavirus.