Realidad ilusoria

Efrén Sarango P.

Hoy vuelvo por tus laderas
y briosos acantilados
que agitan los laberintos
que duermen en las palmeras
Acaso tus madrugadas
sollozan con mis lamentos
de puertas semi cerradas
que atrancan mis sentimientos?

Praderas incomprensibles
al lado de tu silencio
es juego despreocupado
en mares inmarcesibles
La sombra refocilante
del sol en piedra bendita
deleita mis sentimientos
que viven desorbitantes.

Acaso tus laberintos
son clave para mis sueños?
lamentos inmateriales
que ceden a sus instintos
Ciudades con su estandarte
arriado sin mucha gloria
sucumben ante la negra
y tenue voz ilusoria.