Dióxido de Cloro para combatir la COVID-19. Advierten que puede causar graves daños en el organismo

Medicina natural e implementos para limpieza espiritual.

La enfermedad COVID-19 descubierta en diciembre del año pasado, a nivel mundial ha provocado la muerte de más de seiscientas noventa mil personas. Para combatir esta enfermedad se ha acudido a diversos tratamientos que no son avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No existen pruebas sólidas de estudios controlados sobre terapias para eliminar la COVID-19. La falta de estos tratamientos médicos ha servido para la proliferación de métodos y alternativas que prometen curar la enfermedad a través de fármacos que no son avalados por el Ministerio de Salud Pública (MSP), como lo es el dióxido de cloro, antiparasitarios, la medicina natural entre otras.

Dióxido de cloro (ClO2) es un químico que se utiliza habitualmente para la esterilización de equipos médicos, superficies etc. Muchas personas dan su testimonio en diversas plataformas web, asegurando que el producto ha dado buenos resultados.

El uso para consumo humano de este químico puede causar graves daños en el organismo como problemas gastrointestinales, insuficiencia hepática o toxicidad en el cuerpo, asegura Santiago Córdova, neumólogo de la ciudad de Loja. Él atiende a pacientes con coronavirus quienes han utilizado el ClO2 y a causa de ello tienen daños en su organismo.

Carmita Jara, naturópata, menciona que existen testimonios de personas recuperadas con el dióxido de cloro, pero el uso de este químico no es recomendado por la farmacéutica.

Por otro lado, “la vaporización con cebolla y manzanilla sirven para despejar las vías respiratorias; comer la cebolla, el ajo, aunque no nos guste ayuda muchísimo. El polen, cartílago de tiburón, el propóleo son medicamentos que nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico”, acotó.

Mientras tanto, Gonzalo Gualán y María Gualán, sabios de la medicina ancestral, afirman que la alimentación orgánica, el contacto con la naturaleza, el uso de plantas medicinales y el equilibrio con los centros energéticos del cuerpo son esenciales para mantener un buen estado físico de salud.

Entre las plantas medicinales que utiliza María Gualán son ajo, sábila, jengibre, romero, manzanilla y la miel de abeja. Estos productos los coloca en una licuadora, se lo toma en la mañana y en la noche. Afirma que este remedio casero está ayudando en la recuperación de un paciente quien se hizo la prueba del COVID-19 y salió positivo; el paciente lleva ya con este tratamiento 8 días.

Ritual para la limpieza y equilibrio de los centros energéticos del cuerpo

Andrea Granda, estudiante de medicina de la Universidad Estatal del Sur de Manabí (UNESUM), dice que el uso de medicamentos alternativos no va a curar el coronavirus, sino reduce el porcentaje de los síntomas y ayuda a subir las defensas, sin embargo, abusar mucho de estos productos puede traer consecuencias graves.

Doris Quezada, quien se hizo la prueba del COVID-19 y salió positivo pasó tres meses en recuperación en su casa tomando aguas calientes, remedios caseros y medicina recetada por su médico.

“Los dolores son sumamente fuertes, tienes mucha fiebre, el cuerpo se siente como si te hubieran pegado y piensas que vas a morir porque llegó un tiempo que me faltó la respiración y estaba a punto de irme al hospital por emergencia, pero empecé a tomar la medicina casera y la de la receta, con esto fui mejorando”, contó.

No existe una cura establecida para el coronavirus debido a esto se implementan alternativas medicinales que son el foco de debate entre si son efectivas o pueden afectar al organismo. (F)(JAG).

Dato

La OMS aclara que, aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad. La OMS no recomienda automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Sin embargo, hay varios ensayos clínicos en marcha, tanto de medicamentos occidentales como tradicionales. La OMS está coordinando la labor de desarrollo de vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19 y seguirá proporcionando información actualizada a medida que se disponga de los resultados de las investigaciones.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID‑19 son:
● Lavarse las manos a fondo y con frecuencia.
● Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
● Cubrirse la boca con el codo flexionado o con un pañuelo. Si se utiliza un pañuelo, hay que desecharlo inmediatamente después de su uso y lavarse las manos.
● Mantener una distancia de al menos un metro con las demás personas.

Por su parte, el MSP realiza campañas de prevención de intoxicaciones en domicilio. “No existen medicamentos milagrosos para contrarrestar el COVID-19. El dióxido de cloro (CDS) y la solución conocida como Miracle Mineral Solution (MMS) no son medicamentos ni están aprobados para su uso terapéutico. No te dejes engañar, infórmate por los canales oficiales”, indica una nota en su sitio web. Advierte que el cloro es un producto exclusivamente para la limpieza de superficies, NO es para ingerirlo, respirarlo o colocarlo en la piel. Pide mantenerlo fuera del alcance de los niños. Finalmente, el MSP recomienda además que en caso de presentar síntomas del coronavirus llamar al 171 o acudir al centro de salud más cercano. En caso de intoxicación llamar al 1800-VENENO (836366) o al 9-1-1

El Ministerio de Salud Pública difunde esta alerta en referencia al dióxido de cloro

Por su parte, la Arcsa emitió un comunicado indicando que ante las distintas peticiones de varios sectores para aprobar productos de uso medicinal que incluyan el compuesto químico Dióxido de Cloro (CDS), la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), Doctor Leopoldo Izquieta Pérez, informa a la ciudadanía que al momento, Arcsa no ha recibido ninguna solicitud para aprobar productos relacionados con el CDS como posible tratamiento del COVID-19. A nivel mundial, ninguna Agencia de Regulación Sanitaria ha aprobado productos de Dióxido de Cloro para prevenir o tratar casos de COVID-19.