Ordenanza sobre el expendio de bebidas alcohólicas entra en vigencia esta semana

De lunes a jueves de 11h00 a 18h00, mientras que de viernes a domingos prohibición total de la venta

Con 11 votos a favor, el Cabildo lojano aprobó las reformas a la Ordenanza de expendio de bebidas alcohólicas, mientras dura la emergencia sanitaria. La normativa entrará en vigencia esta semana.

Ley

El vicealcalde Nixon Granda expresó que el horario para el expendio de bebidas alcohólicas en licoreras, supermercados, micromercados, comisariatos, bodegas, tiendas y depósitos de licor de la ciudad y cantón Loja, será de lunes a jueves de 11h00 a 18h00, mientras que de viernes a domingos acatarán las medidas del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, prohibición total de la venta de bebidas alcohólicas en todos los establecimientos comerciales.

Además, prohíben las reuniones sociales, culturales, deportivas y religiosas en el cantón Loja; y el incumplimiento de estas medidas se sancionará con el pago de un salario básico unificado y su reincidencia con el doble de la sanción inicial. Existi

Mencionó que tras la aprobación queda en manos del alcalde, quien sumillará en estos días el documento y entrará en vigencia para que los departamentos correspondientes hagan cumplir la normativa.

En cambio, la concejala Karina González puntualizó que esta semana terminan las disposiciones del COE Nacional sobre la restricción de venta de bebidas y enseguida entra en vigencia las reformas a la Ordenanza que fue aprobada el martes en la Sesión de Cabildo.

Esperan que con esta normativa reduzcan el consumo de alcohol en la ciudad de Loja, lo cual, a más de infringir la normativa, se convierte en un foco de contagios porque los consumidores no hacen uso de los protocolos de bioseguridad.

Ventas informales

En cuanto al comercio informal, en la ciudad de Loja se agudizó con la llegada de la pandemia debido a que cientos de personas perdieron sus trabajos y una forma de llevar recursos a sus hogares es dedicarse a esta actividad.

La edil González añadió que según datos de Gestión Económica del Municipio alrededor de 600 personas se dedican al comercio informal. “Ahora el alcalde puede disponer de los controles, lo cual ha hecho, pero no hay resultados alentadores, razón por la cual el Cabildo junto con la Comisión de Mercados y Abastos está trabajando en una Ordenanza donde no prohibirían el trabajo autónomo, pero regularán el espacio público”.

Sumado a ello, estaría la identificación de las personas que se dedican a la esta actividad y paguen una cuota significativa, lo cual ayudará a la regulación y evitaría que mafias estén alrededor de estas ventas informales, dijo.(I).(FJC).