Hospital Manuel Ygnacio Monteros cerca del colapso por COVID-19

David Zuñiga, director médico del Hospital Manuel Ygnacio Monteros

Ante el avance de la COVID-19 en Loja, donde según las estadísticas del COE Provincial se bordean los 3000 casos de contagio y un total de 106 muertos, pone contra las cuerdas el sistema de salud de la provincia, que está casi colapsado.

David Zuñiga, director médico del Hospital Manuel Ygnacio Monteros, manifiesta que actualmente el hospital se encuentra en la fase 4, y sobrepasa la capacidad de camas hospitalarias para pacientes respiratorios por COVID-19, que para el resto de especialidades médicas que se atendían normalmente. “Al inicio se pensó una fase de 15 camas hospitalización, con 7 camas UCI, para tener una fase donde doblábamos la fase de hospitalización de hasta 30 camas; pensamos que se iba a tener la colaboración por parte de la ciudadanía para mantenernos en estos estándares, pero esto no pasó”, dijo.

Al momento el hospital tiene más del 55% de camas hospitalarias destinadas para área respiratoria, en total son 60 camas destinadas para patologías respiratorias relacionadas con COVID, y una Unidad de Cuidados Intensivos con capacidad para 12 camas y 12 ventiladores.

Zúñiga señala que de las 60 camas disponibles, se tiene una ocupación del 95%, lo que significa que diariamente se tienen de 2 a 3 camas disponibles; sin embargo, se ha dado un número de altas bastante significativas.

En las últimas dos semanas, en la Unidad de Cuidados Intensivos se tiene un 50% de ocupación por parte de pacientes menores de 40 años, así mismo se tiene una gran cantidad de pacientes que ameritan hospitalización por ser oxígeno-dependientes.

Actualmente la provincia de Loja vive uno de sus picos más intensos de contagios, que podría extenderse dependiendo de la actitud de los ciudadanos y las medidas de prevención que se tomen. Va a ser difícil saber en qué momento se va a llegar al pico, meseta o a disminuir los contagios por no tomar las medidas necesarias, tal es en el caso de la afluencia de gente que está acudiendo a la provincia de Loja, especialmente a la parroquia de El Cisne. (I).(KDA).